Lunes, 1 de Marzo de 2021

La Línea B del subte, paralizada por un reclamo del personal de vigilancia

Los trabajadores del sector, contratados por una empresa tercerizada, vuelven a protestar por la falta de avances en sus reclamos. Habían parado a comienzos de mes pero, en dos semanas, no hubo avances. El motivo: piden no ser reubicados en otra dependencia y el pago de horas extras adeudadas. Lo explicó Marcelo Laguardia, cabeza de la protesta que genera nuevo malestar en los usuarios, a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

19-10-2015



Por un reclamo de los trabajadores de vigilancia en Federico Lacroze, la Línea B de subtes está fuera de servicio.

Los trabajadores de la empresa tercerizada, MCM/Briefing, reclama el pago de horas extras no abonadas en su momento y permanecer en el lugar frente a la tentativa de la compañía, a la búsqueda de relocalizarlos en otro lugar y a todos por separado. Ellos piden seguir en el subte y, una vez asumido ese compromiso, están dispuestos a negociar por los montos en rojo.

También plantean la necesidad que intervenga la Subsecretaría de Trabajo porteña.

"Estamos principalmente esperando el llamado de la Subsecretaría de Trabajo que nos pidió que bajemos la medida de fuerza a cambio de una mesa de negociación pero no accedimos porque la vez pasada hicieron eso y no se cumplió. No nos gusta hacer esto, no nos agrada y sé que la gente está muy desesperada por trabajar y tienen muchos problemas", explicó Marcelo Laguardia, uno de los trabajadores tercerizados en la Línea B de subtes.

"Que nos firmen alguna garantía", agregó esta mañana, poniendo esa condición ante las autoridades porteñas.

"Estaban representantes de Metrovías y del Gobierno de la ciudad, en 15 días no pudieron arreglar ninguna de las cosas que reclamábamos. Respetamos ese período de paz, pero ahora volvemos a la medida de fuerza", recalcó.

"El reclamo es que se respeten los puestos de trabajo, porque la empresa se levantó. Nos levantan el servicio, nos quieren mandar a otros lugares y después nos enteramos que la empresa se iba del subte: levantan el servicio, no cumplen con lo acordado, y ahora, por hacer un reclamo justo, nos querían sacar. Nos querían relevar a los 11 compañeros, uno en cada punta de la provincia, para que no sigamos con el reclamo que teníamos. El acuerdo era que se respete el trabajo en el subte mientras pagaban la deuda", insistió.

"La deuda viene de hace un año y medio; nos hacen trabajar de 9 a 10 horas, pero nos pagaban 8 horas. Veníamos aguatando por extorsiones, si nos convenía o no, veníamos aguantando. Pero decidieron mandarnos un telegrama cambiándonos de lugar a todos", afirmó en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"Hay un convenio que dice que tenemos que trabajar 6 horas, o sea que imaginate, a las horas que nos estaban estafando, se suma esto, que es de insalubridad. Es mucha más la plata que nos deben todavía. Los deudores son ellos. Son los dos los deudores, Metrovías y MCM. Ellos decidieron sacar la empresa de circulación del subte. La deuda que tienen es por salubridad a Metrovías y lo que nos deben a nosotros de horas extras", indicó.

"Dicen que la empresa corre riesgo de quiebra si nos pagan esa suma que nos deben, esa fue la causa por la que no nos pagaron en estos 15 días, y por eso volvemos a la medida de fuerza", mencionó.

"No tenemos ningún vínculo con ninguna organización gremial. Los gremios nos apoyan pero la medida la tomamos nosotros. Hablamos con el sindicato de seguridad, pero evidentemente no hubo caso", apuntó.

"Lo principal, queremos que se respete la condición laboral que teníamos antes de reclamar. Después, lo otro se negocia. El tema es que ellos nos quieren sacar de acá, esto es tan simple como hacer un llamado y que nos pongan en otra empresa. La solución sería que nos metan acá y después lo otro se negocia", comentó.
Regresar