Sábado, 15 de Mayo de 2021

A paso lento, avanza la protección de los humedales y la discusión por los countries

Los concejales vecinalistas de Escobar impulsan un proyecto para prohibir las construcciones sobre humedales, mientras que una iniciativa similar ya fue aprobada en Campana. Los concejales del FpV en Tigre proponen lo mismo, aunque encuentran barreras del massismo. Análisis del cuadro de situación y la reacción de la clase política a las inundaciones de agosto.

11-10-2015



Por Hernán López
Los últimos meses registraron algunos avances interesantes en la protección de los humedales y los espacios verdes de la zona norte, afectada por inundaciones cuando llueve más de la cuenta. Un punto bisagra, indudablemente, fueron los temporales del pasado mes de agosto que dejaron varios muertos, miles de evacuados y enormes daños materiales.

El debate rápidamente posó sobre el cambio climático, las técnicas de siembra utilizadas por el sector agropecuario y además la falta de obras en materia de infraestructura.

Pero otro factor importante es el avance de los countries, barrios privados y emprendimientos inmobiliarios colosales que proliferaron en esa región durante las últimas décadas, especialmente la última. Que estén construidos sobre humedales perjudica el normal escurrimiento del agua y genera trastornos cada vez peores.

De ahí que algunos sectores políticos comiencen a reaccionar, como pasa en la región del Delta.

La última novedad viene de Escobar, donde el bloque vecinalista elaboró y presentó un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante para que la zona comprendida por humedales de la Cuenca del Río Luján y Paraná de las Palmas sea declarada como Reserva Natural, y, por lo tanto, inmune ante el avance de complejos inmobiliarios.

Uno de los artículos, por ejemplo, prohíbe estrictamente la radicación y habilitación de emprendimientos urbanísticos, industriales y todo tipo de perímetro cerrado en los cauces mayores de los ríos y arroyos, y todo emprendimiento y obra que modifique la estructura geológica natural y sus ecosistemas asociados.

Algo parecido había ocurrido en Campana, también en la Primera Sección Electoral. En ese caso, los concejales del bloque oficialista lograron que el cuerpo deliberativo local aprobara un proyecto para prohibir abiertamente las construcciones sobre humedales, vedando el avance de las edificaciones que son tan características en Escobar o Tigre, por ejemplo.

La Municipalidad, no obstante, impulsa la radicación de una planta siderúrgica -perteneciente a Techint- en proximidades a la zona del Delta que sería incompatible con el proyecto de los concejales ligados a la propia Intendenta, Stella Maris Giroldi.

La cosa es más complicada en tierras tigrenses, pero allí, nuevamente, los ediles del Frente para la Victoria quieren una reglamentación similar a la aprobada en Campana. La tira kirchnerista, encabezada por Federico Ugo, protagonizó una reunión de trabajo con sus pares campanenses para abordar los matices del texto sancionado en ese HCD.

Como están las cosas, las nuevas regulaciones avanzan a paso lento. Pero avanzan, en este caso corridas por acuciantes circunstancias como las vividas en agosto. El lado positivo es que la temática entró en la agenda y ya forma parte de las cuentas pendientes. El lado negativo, sin embargo, es la resistencia que mantienen algunos espacios políticos.


Regresar