Viernes, 3 de Abril de 2020

Alfonsín: "Las deudas son de la democracia y los créditos son del gobierno"

Ricardo Alfonsín sostuvo que la depuración de la SIDE no es una "deuda de la democracia, sino una deuda de la política". Apuntó a los años de gobierno peronista y al cambio que se generó en el organismo desde la década del 90. No obstante, adelantó que podrían acompañar el proyecto de Ley enviado por el Ejecutivo, siempre y cuando el contenido esté en consonancia con lo que vienen sosteniendo desde el radicalismo en otros proyectos presentados por legisladores de la UCR en el año 2012.

27-01-2015



En diálogo con Buenos Aires 2punto0 formato radio, el diputado nacional Ricardo Alfonsín reconoció que le "causó una gran sorpresa muchas de las cosas que dijo la Presidenta", aunque sostuvo que para él, "más que llevar tranquilidad y racionalidad a la sociedad se está interesados en preocupar más a la sociedad y en generar desconfianza acerca del funcionamiento de las instituciones".
"Me parece además, que la Presidenta hace denuncias muy graves pero las hace en los medios y debería ir a la justicia si tiene pruebas que puedan avalar todo lo que dice. La sensación es que están preocupados por evitar costos políticos y trasladar responsabilidades, más que por conocer la verdad", aseveró el legislador.
Para Alfonsín, "además de anunciar la disolución de la SIDE y la nueva conformación en un proyecto de Ley cuyo contenido no sabemos, la Presidenta hizo una serie de comentarios sobre el Servicio de Inteligencia que están absolutamente alejados de la realidad. La Presidenta cada vez que se le hace algún reproche, cada vez que se habla de alguna deuda de este gobierno la atribuye a la democracia. Las deudas son de la democracia y los créditos son del gobierno".
"Con relación a la SIDE, desde hace años se le viene pidiendo que reforme el sistema de inteligencia en la Argentina. Incluso en el año 2005, el Presidente Néstor Kirchner luego de anunciar ante la OEA cómo los servicios de Inteligencia habían desviado la atención sobre el atentado a la AMIA se comprometió en un acuerdo de entendimiento a llevar adelante una profunda reforma de los servicios de Inteligencia. Hace 9 años de esto y no hicieron absolutamente nada", sostuvo, y agregó: "pero además, en el Congreso hay varios proyectos proponiendo modificar el servicio de inteligencia. Uno de ellos es de Manuel Garrido y lo presentó en el año 2012; perdió Estado parlamentario en 2014 y lo volvió a presentar ese mismo año. Sin embargo, jamás se avinieron a considerar siquiera el proyecto presentado. Jamás tuvieron la menor intención de modificar la SIDE".
El legislador fue tajante al aseverar: "Hablan de la Secretaría de Inteligencia como si dependiera del gobierno de otro país, y no del nuestro.
No obstante, Alfonsín adelantó que la UCR buscará "consensuar", pero advirtió: "Espero que no hagan lo que han hecho siempre que llevan un proyecto y hay que votarlo tal cual lo envió el Ejecutivo sin poder introducir una sola coma. Si nosotros hemos presentado proyectos para reformar los servicios de Inteligencia vamos a acompañar la iniciativa en ese sentido, pero habrá que ver los contenidos, porque no vaya a ser que estén haciendo gatopardismo intentando disimular el desastre que ha sido la SIDE durante todos estos años".
Para Alfonsín, es "relativo" que la SIDE sea "herencia de la dictadura".
"Cuando llegamos al gobierno en 1983 hicimos reformas y desplazamos a 800 miembros de la SIDE. En cualquier transición democrática conviven elementos de la transición y del régimen anterior, porque no se puede en la primera gestión, hacer una limpieza y una depuración de todas y cada una de las instituciones. Nosotros avanzamos y a medida que íbamos detectando miembros de la SIDE que estaban comprometidos con la represión ilegal los íbamos denunciando y los íbamos poniendo presos. Pero el justicialismo está gobernando desde los 90; no es una deuda de la democracia, no le atribuyamos a la democracia una deuda de la política. Y si es una deuda de la política, veamos cuándo comenzaron a darse las condiciones para hacer reformas, ya consolidada la democracia, y qué hicieron cada uno de los partidos que tuvieron que gobernar", relata el diputado nacional al tiempo que asegura: "La SIDE empieza a pervertirse, lamentablemente ya en democracia, en la década del 90, y durante estos años no hicieron absolutamente nada; incluso Stiusso era un hombre de confianza"
"¿Qué deuda de la democracia? Es una deuda de la política", finaliza Alfonsín.

Regresar