Lunes, 30 de Marzo de 2020

Duras críticas a Cristina por la muerte del niño en Chaco

El fallecimiento de Oscar Sánchez, por problemas de desnutrición, causó estupor en el mismo día que la Primera Mandataria afirmó que no quiere parecerse a "países que dejan morir chicos en las playas". Victoria Donda, diputada nacional, y Félix Díaz, referente Qom de Formosa, salieron a responderle y lanzaron cuestionamientos.

10-09-2015



En las últimas horas, por la muerte del joven chaqueño Oscar Sánchez, la Presidenta de la Nación recibió duras críticas.

Una de las que salió a cuestionarla es la diputada nacional Victoria Donda, del espacio Movimiento Libres del Sur. "Me duele profundamente la hipocresía de la Presidenta que dice que "no quiere parecerse a países en los que mueren chicos en la playa", cuando en nuestro país mueren chicos por desnutrición y tuberculosis cotidianamente como resultado de la desidia de los Gobiernos y de una pobreza estructural que supera el 25 por ciento de la población", consideró.

"No hace falta ver los informativos europeos para ver cómo mueren chicos por la ausencia del Estado y por la falta de políticas activas para resolver esta situación", agregó.

"Quiero expresar mi más sentido pésame a sus familiares y amigos. Oscar Sánchez ingresó al nuevo hospital pediátrico de Resistencia con pocas chances de vida, pesando aproximadamente 9 kilogramos. Duelen mucho este tipo de muertes. Muertes evitables; muertes de la pobreza, de la desidia", continuó la legisladora.

"La mamá de Oscar también murió de peritonitis en el hospital Perrando, hace aproximadamente cuatro años, por la desatención en dicho lugar. El puesto sanitario de Fortín Lavalle, zona de donde era Oscar, no tiene médico permanente, a pesar de que allí sólo en este año ocurrieron otras muertes similares", continuó.

El referente de la comunidad Qom de Formosa, Félix Díaz, también salió a marcar su postura y contestarle a Cristina Fernández de Kirchner. "Estamos muy dolidos por esta situación. Lastimosamente al Gobierno nacional no le importa la problemática indígena", cuestionó, abriendo un nuevo eje polémica con el Gobierno nacional.

"La Presidenta habló de abrirle la puerta a los inmigrantes. Nosotros esperamos que nos abra la puerta y escuche nuestra voz, que no nos condene a morir, que nos atienda", siguió.

"Cuando se trata de un blanco la reacción es generalizada, pero cuando se trata de un indígena son muy pocos los que reaccionan", manifestó.

También acusó a Martín Fresneda, secretario de Derechos Humanos, de "seguir dilatando el conflicto" para no resolverlo. "No tiene autoridad para resolver el problema porque depende del Poder Ejecutivo; él dice que está autorizado por la Presidenta. ¿Por qué no resuelve esto? El Poder Ejecutivo tiene que destrabar esto con una respuesta documentada y no solamente verbal", especificó.

"El origen de los conflictos son los territorios que nos tratan de seguir sacando a los pueblos indígenas", profundizó.

"La comunidad indígena no tiene acceso al agua, a la salud, a la educación, entonces tienen que migrar a las grandes ciudades y los Gobiernos se quedan con el territorio para explotar los recursos naturales", concluyó Díaz.
Regresar