Sábado, 25 de Junio de 2022

El Programa de Alfabetización porteño llega a sus 30 años

El plan conocido como PAEByT, Programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo, lleva tres décadas ininterrumpidas promoviendo estudios primarios para los sectores más vulnerables, especialmente mujeres con chicos, y cursos de capacitación laboral para docentes y pedagogos. También incluye a jóvenes que, en su momento, quedaron afuera del sistema.

04-09-2015



El Programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo (PAEByT) del Ministerio de Educación porteño cumple 30 años de trabajo ininterrumpido ofreciendo estudios primarios y cursos de capacitación laboral porque desde 1985 trabaja en la "alfabetización, la terminalidad de estudios primarios, cursos de capacitación laboral y talleres de arte y comunicación", indicaron.

A ella asisten, anualmente, cerca de 1.200 estudiantes mayores de 14 años y egresan un promedio de 300 estudiantes.

"Muchos de ellos pueden luego continuar sus estudios de educación media. Un 70 por ciento de los estudiantes son jóvenes que han quedado fuera del sistema educativo formal. Participando del PAEByT pueden volver a insertarse en el mismo y en la comunidad", valoraron los encargados de este programa, haciendo un balance de tres décadas.

De las personas adultas, en tanto, la mayoría son mujeres con hijos que hacen un esfuerzo importante para continuar su capacitación. "El objetivo principal es defender el derecho a la educación y que todos puedan ejercerlo ya que se puede ingresar durante todo el año. También hay promociones adelantadas para quienes hayan completado su proceso educativo", manifestaron.

El plan está presente en 70 centros educativos que funcionan en espacios de índole comunitaria e instituciones: comedores, capillas, asociaciones de vecinos, organizaciones sociales, hogares de jóvenes, jardines comunitarios, sindicatos y otros. Todos en lugares variados de la Capital Federal como Liniers, Retiro, Villa Soldati, Almagro, Balvanera, San Nicolás, La Boca, Villa 21-24, Barracas, Nueva Pompeya, Mataderos, Floresta, La Paternal, Monte Castro, San Cristóbal, Bajo Flores, Villa Pueyrredón, Villa Lugano, Parque Chacabuco, San Telmo, Constitución, Barrio Carrillo, Barrio Mitre, Saavedra, Chacarita, Barrio INTA, Villa 15, Barrio Charrúa, entre tantos más.

"El PAEByT trabaja con una amplia red de organizaciones populares y otros programas del Estado nacional y porteño. Así llega a los barrios vulnerados de la Ciudad de Buenos Aires ofreciendo distintos turnos en bloques de cuatro días para facilitar la cursada de jóvenes y adultos. Además, los educadores tienen también capacitaciones en servicios durante todo el año", indicaron.

"Cada centro está a cargo de un docente o pareja pedagógica que organiza su trabajo en los tres ciclos de educación primaria de adultos graduando contenidos y articulando áreas de conocimiento. Así se facilita el acceso de la población e introduce en el seno de la comunidad un espacio vital para promover la educación, la cultura y la participación ciudadana. El proceso educativo promueve una reflexión crítica sobre la propia realidad con el objetivo de descubrir, potenciar fortalezas y organización en busca de la transformación social", acotó.

Este programa lleva treinta años y resalta, comparado con otras políticas públicas, por su continuidad en el tiempo. Una característica que no abunda en el país y tampoco en el ámbito porteño: los cambios de planes y vueltas a empezar priman en estas circunstancias. Salvo en casos como el PAEByT.
Regresar