Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Massa otra vez en offiside, con aclaración que llegó desde Bolivia

El candidato a Presidente del Frente Renovador, Sergio Massa, propuso que Argentina baje la edad de imputabilidad siguiendo el ejemplo de algunos países sudamericanos, entre ellos Bolivia, donde dijo que es de 12 años. Pero la realidad marca que la edad de imputabilidad es a los 14. Además, el periodista de la agencia ABI, Carlos Rey Cuba Akiyama, explicó cómo es el asunto a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio: ningún chico de entre 14 y 17 años va a una cárcel común y corriente, sino a centros de rehabilitación especial, y recién son trasladados a los penales cuando cumplen 18. Otra vez Massa no leyó bien y sale mal parado.

02-09-2015



El candidato presidencial de UNA, líder del Frente Renovador, vuelve a quedar fuera de lugar con sus propuestas, cada vez más radicalizadas en la medida que avanza la recta a octubre.

Sergio Massa volvió sobre una iniciativa que presentara tiempo antes para bajar la edad de imputabilidad, aunque pifió en el ejemplo. "¿Cuál es el país más progresista de la región?", preguntó a sus interlocutores en una entrevista concedida al programa Minuto Uno, trasmitido por C5N. La respuesta fue Bolivia y él dijo "12 años de imputabilidad" para seguir con su línea de argumentación. (video: https://www.youtube.com/watch?v=jB6pCt0qzK8)

Pero en Bolivia la edad de imputabilidad no es 12 sino 14 años, demostrando el error del ex Intendente de Tigre.

Desde Bolivia, el periodista y director de la agencia de noticias ABI, Jorge Rey Cuba Akiyama, salió a aclarar cómo es el asunto en el país vecino y otros matices del sistema local. "La edad de imputabilidad es a los 14 años. La última reforma a la legislación penal dice que los bolivianos menores de 14 son inimputables y a partir de esa edad", explicó en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

Pero aquí la parte más importante: "Existe un régimen especial hasta los 18 años que, en caso de contravenciones a la norma y faltas al buen vivir de la sociedad, son recluidos en casas de rehabilitación, no en penitenciarías o centros penales propiamente dichos. No van a la cárcel igual que un mayor, tienen un régimen especial. Lo que pasa es que no es posible ni siquiera pensar tener a un chico de 14 años en una penitenciaría".

También mencionó algunos problemas en materia carcelaria. "Bolivia tiene excedente, excede su capacidad instalada. En los centros penales bolivianos hay, en estos momentos, 70.000 recluidos. Pero la capacidad data de mediados del siglo XX y algunas en el amanecer de ese siglo. Y tienen capacidad, entre otras, para cerca de 40.000 recluidos", señaló.

"Yo no tengo una precisión pero lo que sí podría formular es que, hasta cumplir los 18 años, van a estas casas de rehabilitación. Y si han sido juzgados por un asesinato, van a purgar a los centros penales propiamente dichos desde los 18 años. Pero en la casuística no revela un incremento de contravenciones a la ley o de delitos en que incurran los bolivianos menores de 14 años, es un índice muy bajo. Por eso, no tenemos una precisión, puede tratarse de una exquisitez de algún legislador que haya propuesto la reforma, este giro en la legislación penal", siguió.

"Se habilitaban estas casas de rehabilitación en su momento, pero fueron cerradas porque no servían para la rehabilitación. Más bien parecían centros de agudización del delito. Había autoridades que sacaba a estos muchachos para la comisión de delitos, para el beneficio propio, y luego eran devueltos a estos centros de rehabilitación. Y en el departamento de Santa Cruz se encontraron entierros ilegales, es decir tumbas clandestinas, donde sacrificaban a los muchachos que entraban a rehabilitarse", recalcó.
Regresar