Viernes, 30 de Julio de 2021

Bruera, denunciado por una estafa millonaria con un sistema de pagos que habría "plagiado"

El sistema de mensajes de texto del Estacionamiento Medio es objeto de disputa y una causa judicial iniciada por su verdadero creador, de nombre Carlos Alberto Lijavetsky. Él fue el creador, ofreció el servicio a la Municipalidad, los contactos quedaron en la nada hasta que descubrió que la comuna había empezado a implementarlo sin su consentimiento ni haber firmado nada con él. Habla el propio Carlos, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

01-09-2015



El sistema de "Celupagos", que permite la realización de pagos por consumo con telefonía electrónica, medio de pago electrónico, igual, parecido o similar, fue creado por Carlos Alberto Lijavetsky, patentado el 29 de mayo del año 2007. Así indica el registro de Propiedad Intelectual para este emprendedor que llevó su invento a las autoridades de La Plata, esperando su oportunidad e ignorando que derivaría en esta travesía.

En 2008, Carlos tuvo contactos con la secretaría privada del Intendente local, Pablo Bruera, que manifestaron su interés en implementarlo. No supo más del jefe comunal hasta que un año más tarde, finalmente, el sistema de pagos especial empezó a ser utilizado por la comuna oficial sin que él tomara conocimiento. Una estafa a todas luces.

El negocio montado, aparentemente, es millonario. Esto está siendo investigado por la Justicia penal platense y, de comprobarse, sería: Bruera está acusado de haberse robado la creación de una persona y haber firmado un contrato con una firma de dudosa procedencia, llamada Pampa System SRL, por una efímera suma y con ello traicionado a Lijavetsky.

Carlos va por más y anuncia nuevos pasos a seguir, incluyendo el debido resarcimiento. "Nosotros entregamos esto en el 2008 en la secretaría privada de él, a quien correspondía. Les interesó, me dijeron que me iban a tener al tanto y obviamente que en 2009 lo pusieron en funcionamiento. Bueno, quedamos en un lucro cesante. Yo hice un reclamo administrativo por la Torre 1, de manera informal, nos contestaron de manera improcedente y después nunca más nos quisieron atender", indicó.

"Y se inició la causa en marzo del 2011, que recayó en el juzgado del fiscal Álvaro Garganta, el cual, no bien llegó la causa medianamente bien, en noviembre del 2013 la Justicia -por medio del Ministerio Público y acompañado del oficio de la Propiedad Intelectual y Derechos de Autor- nos dio la razón de la circunstancia. Por eso, nos dieron el reconocimiento que somos los únicos dueños y titulares de la circunstancia y el proyecto de negocio. Si bien en la misma nota dice que no hubo dolo ni manera inapropiada que el municipio llevara adelante, pero la cuestión es que lo siguen haciendo y se llevan la plata en el bolsillito", comentó el autor de la patente.

"Estamos viendo la posibilidad de llevar una causa más profunda, dado que lo siguen realizando de manera ilícita", remarcó, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"Cuando se inició la causa, ellos ponen a Pampa System en el medio, que son dos profesionales, que están procesados e imputados. E inclusive la cámara resolvió a favor del Ministerio Público y hoy en día estamos esperando sentencia", manifestó.

"Hemos tenido la suerte de encontrarnos con Pablo Bruera en el pasaje Dardo Rocha, estuvimos charlando 3 o 4 minutos. Él sabe perfectamente que este sistema es mío, que lo creé yo", insistió.

"Lo único que podríamos tener es un encuentro formal entre gente grande y con criterio común. Lo siguen usando, siguen entrando al bolsillo del municipio, dividido en dos partes, una parte blanca y una parte negra. Los números que declaran no son los que corresponden, pero seguiremos todas las líneas consecutivas hasta que tengamos el resarcimiento que corresponde, por eso yo hablaba antes de lucro cesante", concluyó.
Regresar