Martes, 24 de Mayo de 2022

Los estatales de ATE cierran la semana con nuevo paro en Provincia

El gremio bonaerense propone una medida de fuerza para exigir la reapertura de paritarias y, en ese marco, discutir una serie de puntos como aumentos salariales y pase a planta permanente. Asambleas, cortes de calle y actos en distintos puntos de la provincia.

28-08-2015



La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) bonaerense despide la semana con una medida de fuerza en toda la Provincia de Buenos Aires para reclamar una serie de puntos, entre ellos, principalmente, la reapertura de paritarias y aumentos salariales en este segundo semestre del año. La medida incluirá cortes y marchas con epicentro en la ciudad de La Plata, además que afectarán el normal funcionamiento de la actividad pública en la capital, con varias dependencias virtualmente inhabilitadas.

El titular del sindicato, Oscar De Isasi, advirtió efectivamente que la huelga vendrá aparejada con "asambleas en los lugares de trabajo, cortes de calle, actos frente a organismos públicos y movilizaciones".

Las acciones principales serán específicamente dos cortes: uno, a las 8.00, en la Autopista Buenos Aires-La Plata a la altura del peaje Hudson donde el sector marchará junto a los trabajadores de Seguridad Vial, y el segundo, a las 11.00, tendrá lugar a la altura del puente El Trébol en la Autopista Richieri, según un comunicado.

"Nos vemos obligados a una medida de acción, porque parece que el Gobierno sólo entiende por la fuerza. Lamentablemente la gestión provincial ha agudizado su desinterés por mejorar las condiciones de los trabajadores", alertó De Isasi y argumentó que el diálogo iniciado con las autoridades provinciales a comienzos de mes "no trajo soluciones a los trabajadores estatales ni tampoco el Gobierno le dio continuidad a ese diálogo".

Cabe recordar que el último paro de ATE había sido el día 3 de agosto, dando comienzo a un mes complicado en materia de demandas sindicales. La Provincia de Buenos Aires abrió el vínculo con la conducción el 11 de este mes pero no surtió efectos: la renuencia a reabrir las negociaciones salariales cerró cualquier chance de acuerdo.

Por eso, los empleados de la Ley 10.430 van por la "reapertura de la negociación paritaria para el segundo semestre, aumento salarial, pase a planta permanente de los trabajadores precarizados, designación de personal en áreas críticas y la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de Seguridad Vial", resumió el líder gremial.

Hay un detalle que no es menor y tiene que ver con el acuerdo salarial arribado entre la Gobernación y el sector estatal en marzo de este año porque, como pasa casi todos los años, no contó con la venia de ATE sino un rotundo rechazo. Sucede que la paritaria tiene como protagonistas no sólo a los dirigidos por De Isasi; también incluye otros dos gigantes históricos, como UPCN y FEGEPPBA.

Así como ATE no puso el gancho, tras varias reuniones y desencuentros, finalmente UPCN y FEGEPPBA convalidaron la oferta salarial que rechazaban los primeros. Cada vez que el primero de estos sindicatos propone un cese de actividades, el nivel de acatamiento abarca, naturalmente, sólo a una parte de la administración estatal.
Regresar