Lunes, 8 de Marzo de 2021

Sabbatella afina vínculos con el kirchnerismo duro, le falta el PJ de Navarro y Solito

El candidato a Intendente de Morón, Hernán Sabbatella, reunió a dirigentes, militantes y simpatizantes de las agrupaciones transversales del Frente para la Victoria, alineadas con su candidatura. La gran incógnita sigue siendo la postura del peronismo que perdió la interna el 9 de agosto, encabezado por Pablo Navarro y Hernán Solito.

26-08-2015



Durante un plenario realizado esta semana, en el centro de panaderos del oeste y del que participaron militantes del kirchnerismo duro, el Frente para la Victoria de Morón envió un mensaje de unión y armonía camino a las elecciones generales de octubre luego de las primarias, que arrojaron un triunfo acotado para el oficialismo y algunas incógnitas también.

"Es muy importante que el Frente para la Victoria esté unido y más fuerte que nunca después del triunfo en las primarias, para que todos juntos y juntas podamos construir un triunfo mayor en octubre, tanto a nivel nacional como también provincial y local, donde estamos seguros que los vecinos y vecinas no quieren volver al pasado", observó Hernán Sabbatella, candidato único del FpV y hermano de Martín Sabbatella.

En el encuentro, por caso, cantaron presente referentes y militantes de La Cámpora, MUP, NEP, Movimiento Evita, Socialismo para la Victoria, PC de Morón, Morón Siglo XXI y partidos vecinalistas, además de organizaciones políticas, sociales y gremiales, por no mencionar, por supuesto, a la agrupación Nuevo Encuentro que lidera el ex jefe comunal.

Cabe recordar que el oficialismo sacó el 34,76 por ciento de los votos pero contando no solamente a Sabbatella sino, además, la oferta peronista que encarnaban dos listas, una encabezada por Pablo Navarro, secretario de Niñez y Adolescencia bonaerense, y Hernán Solito, dirigente con larga trayectoria en el ámbito local.

Sabbatella, solo, obtuvo el 20,55 por ciento de los sufragios, quedando los 14 restantes para Navarro y Solito.

La reunión organizada por Sabbatella aglutinó y terminó de solidificar a los sectores transversales del oficialismo, pero no logró el acompañamiento explícito del peronismo, históricamente enemistado con la propuesta sabbatellista. La campaña, ciertamente, no fue sencilla: tanto Navarro como Solito plantearon duras críticas, reconfirmando las diferencias históricas que no datan de ahora.

Por el contrario, la crisis del Partido Justicialista local remite a fines de los noventa cuando el entonces Intendente de la comuna, Juan Carlos Rousselot, fue destituido por casos de corrupción que investigó una Comisión Investigadora y acabó con su administración. Los moronenses eligieron el cambio en 1999, liderado por un Sabbatella que, en ese momento, iba con el FREPASO anexado a La Alianza.

Las coordenadas posteriores hicieron que el sabbatellismo confluyera con el Gobierno nacional, donde conviven sectores del PJ tradicional y otras variantes de distinto signo como el propio Nuevo Encuentro. Eso fue posible a nivel nacional, mas no en Morón, donde el PJ guarda ciertos rencores y algunos estiman que los votos de Navarro y Solito -a menos que estos afirmen su respaldo a Hernán Sabbatella- no irían para ese lado sino a alguna de las dos vertientes opositoras, incluido Ramiro Tagliaferro (Cambiemos) y Martín Marinucci (UNA). Habrá que ver.
Regresar