Martes, 11 de Mayo de 2021

A pesar de De La Torre, la Policía Local avanza en San Miguel

Según informó Franco La Porta, uno de los postulantes del FpV local, ya hay más de 200 personas anotadas que comenzarán con los estudios médicos y psíquicos en el distrito. El Intendente, Joaquín De La Torre, jamás suscribió a esta Policía Municipal y hasta trató de impulsar una propia, ilegal a todas luces.

04-08-2015



Más de 200 personas, aspirantes a integrar la nueva Policía Local que impulsa el Gobierno provincial, comenzaron a realizarse las evaluaciones médicas y físicas correspondientes, requeridas para formar parte de la fuerza. Hasta la fecha son 220 personas interesadas en conformarla, cuya inscripción sigue abierta hasta el 15 de agosto.

"La seguridad de los vecinos no se negocia, y por eso avanzaremos con la implementación de la Policía Local en San Miguel", indicó el secretario de Servicios Públicos bonaerense y también precandidato a Intendente local.

"En sólo 20 días recibimos a 220 jóvenes con vocación de servicio y ganas de trabajar por su ciudad", informó el funcionario, encargado de coordinar esta iniciativa en el municipio de la Primera Sección Electoral y que protagonizó una reunión especial de trabajo con los jóvenes registrados, donde prometió el "doble de recursos y policías para cuidar a todos los sanmiguelinos".

Cabe destacar que los chequeos médicos y psíquicos fueron exigidos, como en estos casos, por el Ministerio de Seguridad bonaerense. Los interesados tienen la posibilidad de dirigirse a calle Pardo 1750 de 8 a 18.00 o escribir cualquier consulta a la cuenta sanmiguelpolicialocal@gmail.com.

Es importante mencionar que la Policía Municipal, esta modalidad impuesta por la Gobernación, causó un foco de particular polémica en el distrito durante el último año por una razón elemental: la negativa del jefe comunal, Joaquín De La Torre, a firmar el convenio de adhesión e incorporarla localmente. Postura que, por otra parte, choca con la actitud de todos sus pares -incluidos aquellos enrolados en el Frente Renovador-, que sí suscribieron, algunos ciertamente a regañadientes.

Tanto es así que, por caso, hasta Julio Zamora puso el gancho en Tigre y la división policial empezará a funcionar en breve por esos lares.

Pero De La Torre mantuvo una posición obstinada desde el comienzo y dobló la apuesta en los últimos meses cuando logró que su Concejo Deliberante, contra los preceptos de la Constitución Provincial, aprobara una ordenanza para crear su propia Policía Comunal, por afuera de la órbita bonaerense y con autonomía absoluta. Algo que está prohibido y, naturalmente, generó el repudio de propios y ajenos -el Frente para la Victoria aprobó un proyecto de repudio en la Cámara de Diputados, por ejemplo-.

La Policía Municipal fue eje de disputa con el massismo por más de un año, como pasó durante su debate parlamentario donde -tras el visto bueno de la Cámara Baja- encontró resistencias dentro del Senado por el poder de veto que el Frente Renovador conservaba en ese momento, con un bloque de 20 miembros y la primera minoría en su poder. El proyecto del Poder Ejecutivo no salió y tuvo que ser establecido por una resolución unilateral de Daniel Scioli, que habilitó a Alejandro Granados para que dispusiera su puesta en marcha vía decreto.
Regresar