Jueves, 13 de Mayo de 2021

El sciolismo también se definió en materia energética y llamó a la continuidad de Galuccio

El ministro de Producción bonaerense y hombre de Daniel Scioli, Cristian Breitenstein, ponderó los logros de la YPF reestatizada desde 2012 y, en particular, la tarea de Miguel Galuccio. Habló del rol de Vaca Muerta y la inyección que su desarrollo puede significar para el polo petroquímico de Bahía Blanca.

31-07-2015



Durante el "Seminario Los Gobiernos Locales y el Desarrollo", organizado por la Fundación Desarrollo Argentina (DAR) de José Scioli y la Federación Argentina de Municipios (FAM), el ministro de Producción bonaerense aportó algunas definiciones más en materia energética, en una posición no menor teniendo en cuenta que Daniel Scioli había hablado de las energías renovables. El objetivo es el siguiente: profundizar las políticas actuales en YPF, es decir, la senda tendiente a los hidrocarburos no convencionales de Neuquén y las cuencas de la zona patagónica.

Cristian Breitenstein instó a "no volver a la Argentina pendular, como en el caso de YPF que osciló entre el modelo estatista iniciado en los años 30 y el modelo privatizador de los noventa sino, por el contrario, sostener y mejorar el modelo de asociación público-privada implementado durante la actual gestión de Miguel Galuccio al frente de la petrolera estatal", desde 2012.

"También la importancia de las alianzas del Estado en sus tres niveles con empresas y otros actores del sector privado que permiten atraer inversiones con los resultados que están a la vista", apuntó.

"Como los que tienen que ver con una empresa recuperada para el patrimonio nacional que genera empleo, financiamiento y potencialidad a futuro apuntando al autoabastecimiento energético", siguió.

El titular de la cartera productiva insistió con la necesidad de "profundizar la articulación entre Nación, Provincia de Buenos Aires y municipios" para ese fin. "Como ex Intendente de Bahía Blanca y conocedor del impulso que la coordinación de políticas imprime a municipios como el bahiense, destaco su pujante industria petroquímica y las posibilidades de mayor desarrollo industrial que Vaca Muerta abre para ese polo y la cadena de valor del sudoeste bonaerense", recalcó.

"Bahía Blanca es una zona clave por la que pasan los principales oleoductos y gasoductos del país, cuenta con un puerto de aguas profundas y con el polo petroquímico, uno de los más grandes de Sudamérica", valoró.

"Resalto la visión del Gobernador Daniel Scioli al implementar políticas que dieron mayor impulso a la investigación científica y tecnológica, jerarquizando a la ciencia y tecnología con rango ministerial y a través de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), el equivalente provincial al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)", manifestó el funcionario provincial.

Lo cierto es que antes de Breitenstein, el orador fue el citado Galuccio, encargado de la compañía YPF, que abordó la problemática energética, presentó una reseña histórica de la empresa y su gestión, además del trabajo coordinado con municipios alrededor del yacimiento Vaca Muerta, en la Cuenca Neuquina. Particularmente a partir del impacto que causa la expansión industrial en términos de "desarrollo local, económico y social en la región".
Regresar