Martes, 24 de Mayo de 2022

Malvinas vuelve a dar que hablar por la violencia política

En el pan de cada día, los patoteros de Jesús Cariglino volvieron a intimidar el pasado sábado. Con amenazas y pistola en mano, atacaron a un grupo de mujeres militantes del FpV que realizaban un show artístico, en medio de la campaña camino al 9 de agosto. El abogado del espacio, Jorge Cancio, presentó una denuncia y cargó duro contra el Intendente local.

27-07-2015



Como es moneda corriente en época de elecciones, y particularmente en el último mes, la violencia política no para en Malvinas Argentinas y la oposición no encuentra margen para desplegar su campaña en los cabales normales que prevé cualquier sistema democrático, especialmente el Frente para la Victoria que, por el peso específico de su sello y la candidatura de un joven con llegada a amplios sectores como Leonardo Nardini, tiene mejores chances de disputar el pago chico.

El distrito del tercer cordón es comandado, casi como patrón de estancia, por Jesús Cariglino. El Intendente gobierna ese reducto desde su creación como municipio autónomo en 1995, es decir, un período de 20 años y un total de cinco triunfos electorales durante los comicios de ese año, 1999, 2003, 2007 y también 2011.

Cariglino busca una nueva reelección y, tal parece, su artillería incluye las tretas de siempre: agresión, ataques y amenazas a todos los frentes opositores.

La campaña más violenta -recuerdan todos- tuvo lugar en 2011, cuando el abogado del FpV local, Jorge Cancio, presentó la friolera de 100 denuncias en total por diversas irregularidades. Hubo un episodio particularmente grave en septiembre de ese año, pasadas las primarias y antes de las generales, que incluyó un herido de bala durante un acto en Tortuguitas.

El tono de la actual contienda, a dos semanas para la fecha clave, no es demasiado distinto. Y esta vez las víctimas principales son los militantes del mencionado "Leo" Nardini, atosigados por las patotas del jefe comunal mientras realizan sus tareas proselitistas, esto es, reparto de volantería, timbreos y charlas con los vecinos en las distintas localidades.

Este último sábado, un grupo de militantes kirchneristas fueron atacados a punta de arma y a plena luz del día, nueva señal de la impunidad cariglinista. "Varias chicas militantes, que estaban dando un show artístico, fueron increpadas por una camioneta al grito de "Váyanse, esto es de Cariglino"", explicó Cancio.

"No bastando las amenazas, apuntaron con armas de fuego", explicó el letrado y aportó el material fotográfico.

"La amenaza se hizo a mayoría de mujeres, sólo por militar en un proyecto de inclusión social, para Malvinas Argentinas", acotó y presentó una denuncia ante la Justicia local, la segunda que formula en menos de un mes.

"El militar en Malvinas Argentinas impone el riesgo para la integridad física de los militantes, no hay seguridad, no hay justicia. Pero la única lucha que se pierde es la que se abandona, por lo cual se redoblan los esfuerzos para cambiar e integrar Malvinas Argentinas al proyecto nacional y popular", opinó el propio abogado, marcando postura.
Regresar