Martes, 30 de Noviembre de 2021

El análisis de las elecciones cordobesas un día más tarde

El periodista de FM Gen, Ricardo Heurtley, criticó los resultados que arrojaban las principales encuestadoras días antes y destacó el hecho de que la UCR-PRO sacó más votos que el FpV por amplio margen, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio. Cree que, si gana Daniel Scioli a nivel nacional, tanto Juan Schiaretti como José Manuel De La Sota buscarán tender puentes con él.

06-07-2015


Los comicios pasaron en Córdoba y sirvieron para extender, por otros cuatro años, la hegemonía del delasotismo que volvió a ganar con su sello Unión por Córdoba en un contexto de fuertes expectativas para el Gobernador provincial, anotado en la carrera presidencial y rival de Sergio Massa en el frente UNA. No tuvo problemas para doblegar a la oposición, encarnada por el espacio liderado por el radicalismo, el PRO y el Frente Cívico.

Juan Schiaretti será el nuevo Mandatario a partir de diciembre, volviendo a ocupar el sillón que ya tuvo entre 2007 y 2011. Oscar Aguad no pudo con su anhelo y quedó relegado a la segunda ubicación.

Mientras que el Frente para la Victoria, contra algunos sondeos favorables, finalmente no llegó a los 20 puntos y miró la resolución desde abajo como en otras oportunidades. El Intendente de Villa María y postulante de esa opción, Eduardo Accastello, no estuvo a la altura y cerró en un discreto tercer lugar sin pena ni gloria.

El periodista Ricardo Heurtley, de FM Gen 107.5 Córdoba, dialogó con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio para aportar algunas precisiones y hacer su propio análisis de los acontecimientos electorales. "Los encuestadores volvieron a equivocar su camino, ya que daban una diferencia entre Aguad y Accastello de dos puntos de diferencia. Y terminó siendo de 17 puntos, esa fue la gran sorpresa", comentó.

"Y otro dato interesante es que el delasotismo, por primera vez, pierde la mayoría bicameral", agregó.

"Córdoba históricamente había sido una provincia radical. De La Sota logró, hace 16 años luego de cuatro intentos, quedarse con todo el poder e hizo un armado muy interesante con todo el PJ cordobés y luego el kirchnerismo intentó, con diferentes candidatos, poder disputarle ese poder. Pero digamos que si bien Accastello era el candidato del kirchnerismo, le costó mostrar su propia postura. Inclusive su propio Vice había dicho que no iba a votar a Cristina, con lo cual Accastello pecó de tibio en algún punto. Como que no se definió salvo cuando vinieron Scioli y Zannini, siempre fue más bien un moderado", analizó.

Por otro lado, Ricardo abordó los acertijos que quedan por delante ahora que Schiaretti sucederá a José Manuel De La Sota y este último jugará a nivel nacional: la duda es si seguirá encuadrado en ese frente o empezará a dar signos de mayor autonomía e incluso si tendrá trato fluido con el Gobierno nacional si Daniel Scioli llega a ganar. "Schiaretti y De La Sota no se llevan bien, son dos bloques de poder dentro del peronismo. De La Sota se apropió del acto ayer e hizo valer su peso. Yo creo que Schiaretti va a esperar a ver qué pasa con las PASO y luego de ahí creo que va a hacer un alineamiento fuerte con Scioli porque la provincia no está pasando por un buen momento y va a necesitar fondos. Pero me parece que va a esperar, mínimo, hasta que terminen las PASO", apuntó.

"En Córdoba ganó el PRO-UCR por 15 puntos y es un bastión que le es complicado al delasotismo desde hace mucho tiempo. Lo que sé es que hay un Intendente que es radical, que es Ramón Mestre, que ayer no estaba en el búnker del PRO. Hay algunos chisporroteos dentro del radicalismo con otros candidatos que están más cerca de Aguad, hay una disputa importante", resaltó, siempre en diálogo con el programa radial.

"Y después está Olga Rituort, la ex esposa de Sergio Massa, que tiene votos propios. Yo creo que va a tener muchas posibilidades de disputarle el poder a Ramón Mestre y creo que puede llegar a darse que la Intendencia de la capital termine siendo peronista. Las encuestas dan una paridad entre Mestre y Rituort", siguió.

Y en cuanto a cómo viene el Mandatario fuera de Córdoba, el periodista indicó que "De La Sota es Córdoba, no sale de ahí, es como una realidad virtual que se van armando los delasotistas" en la provincia. "Yo creo que la jugada es tratar de negociar más adelante con Scioli, de hecho se corrió el rumor, internamente, de que habían negociado una embajada. Porque a nivel nacional no creo que le dispute a Sergio Massa la candidatura porque Massa tiene el Conurbano. No hay un peso tan específico a nivel nacional. Me parece que De La Sota sabe eso y por eso juega a cercarle la cancha a Schiaretti para retener el poder y para ver qué puede hacer dentro de cuatro años", completó.


Regresar