Viernes, 23 de Octubre de 2020

Militancia vs. Figurones, el dilema del FpV en Vicente López

Un espacio históricamente limitado en el distrito encuentra, para este 2015, una nueva fractura: están quienes proponen a Sergio Goycochea o a Enrique García, personajes conocidos por todos y por distintos motivos, y otros que apuestan a la militancia y el paladar negro del kirchnerismo que -pese a su impronta territorial- no cuenta con hombres de alto conocimiento local. Una disyuntiva difícil de resolver.

18-01-2015



Por Hernán López
El espaldarazo de Daniel Scioli a Sergio Goycochea no disparó la interna ni los problemas de armado que tiene el Frente para la Victoria en Vicente, más bien explicitó las limitaciones de un espacio que dependió de Enrique García hasta 2011 y ahora no tiene demasiada brújula. El Frente para la Victoria, como tal, terminó de constituirse en noviembre pasado, al menos con el ADN kirchnerista que pedían las agrupaciones de Unidos y Organizados.

Pero el paladar de estos últimos choca contra algunas de las proposiciones que acercaron Scioli y dirigentes del ámbito local recientemente.

Si no convenció Goycochea, ex arquero de la selección nacional y reconocido por todos pero sin trayectoria ni militancia política, tampoco gustó la idea de otros. Por ejemplo, el Presidente del Partido Justicialista, Lorenzo Beccaria, sugirió a García, que gobernó entre 1987 y 2011 y confluyó con el FpV en la última etapa de su reinado -tuvo acercamientos a Néstor Kirchner antes que varios intendentes del peronismo-.

Beccaria no estaba solo en su movida. También el concejal local, Joaquín Noya, propuso al "Japonés" García a comienzos de enero.

Noya descartaba a Goycochea y revalidaba, puertas adentro, el rol del ex Jefe comunal. "Es una lógica política parecida a la del menemismo, en donde el marketing prima por sobre las ideas y la militancia. Goycochea no representa al Frente para la Victoria en Vicente López y el Gobernador empezó el año pifiándola: desde sacarse una foto en la inauguración de la sede del Grupo Clarín en la costa hasta generar candidatos de la misma manera que hace el PRO, el Frente Renovador o como hizo Menem en los noventa", explicó.

"Hay muchos compañeros valiosos que venimos generando una transformación en el Frente para la Victoria desde que se fue Enrique García de la Intendencia", agregaba.

Y Noya concluía que "la gente ve en García una alternativa por la desastrosa gestión de Jorge Macri".

Pero el líder del FpV, Gustavo Matías, cruzó a su compañero de espacio político y subió el tono un poco más. "Creo importante que los vecinos de Vicente López sepan que Enrique "Japonés" García no forma parte del Frente para la Victoria local", mencionó y criticó que "algunos compañeros, quizás ansiosos, pretenden adelantar el calendario electoral a cambio de dos líneas en los diarios".

Otro que no recibió con agrado la iniciativa de convocarlo a García es Leonardo Rial, ex titular del FOGABA e históricamente cercano a las filas del universo k y el sciolismo casi en iguales proporciones -su padre, el dirigente fabril Osvaldo Rial, actualmente ocupa el cargo que él ostentaba hasta fines de 2013-. Pese a su buena relación con el Gobernador bonaerense, Rial también tuvo una fría y distante bienvenida para el "Goyco".

Rial había sido candidato a Intendente en 2011 con una lista colectora y, luego de pasar el filtro de las primarias, tuvo que bajarse para evitar la división de votos con el "Japonés" García, que iba como el favorito de la Casa Rosada y luchaba contra el ascenso del PRO en el Conurbano, representado en la candidatura de Jorge Macri, quien ganó ese turno electoral y tiene mandato hasta diciembre.

El problema para los dirigentes k más duros es que, por fuera de Goycochea o García, no tienen a un candidato natural suficientemente fuerte como para pelear el sillón de mando comunal. Resisten a las dos figuras, una propuesta por Scioli y la otra por algunos hombres del PJ local, pero con la militancia y el recorrido territorial -al menos en Vicente López- no alcanza.

En esa disyuntiva está un espacio que, de por sí, nunca tuvo demasiado peso específico en el municipio de zona norte. Basta con decir que la candidata de Rial era, hasta hace poco, la diputada nacional Diana Conti, que bajó el pulgar.

Regresar