Jueves, 30 de Junio de 2022

El PRO volvió a respaldar a su candidato en Hurlingham, otra mala para Acuña

Pese a que el Intendente del distrito, Luis Acuña, opera para abrir su espectro a otros espacios -el macrismo incluido-, el candidato a Vicejefe de Gobierno porteño y estandarte de la fuerza, Diego Santilli, estuvo con Lucas Delfino y dio su bendición. La respuesta macrista a las operaciones de las últimas horas. A Acuña ya le habían cerrado la puerta en el FpV y ahora culmina otra semana para el olvido.

05-06-2015



El precandidato a Intendente del PRO, Lucas Delfino, recibió el espaldarazo de su espacio ayer, tras un encuentro con el senador nacional Diego Santilli, que es también postulante a Vicejefe de Gobierno porteño -secunda Horacio Rodríguez Larreta en la fórmula capitalina-. Esto ocurre en momentos donde el Intendente del distrito, Luis Acuña, fogonea para arreglar con distintos espacios y el PRO es uno de ellos.

La ecuación para el jefe comunal es sencilla. Atraviesa severos problemas de gestión, fuga de funcionarios que cambian de vereda para ser cobijados por su mayor amenaza local, Juan Zabaleta, y además enfrenta graves problemas en el orden judicial: el Juzgado Federal 1 de Morón avanza en una investigación contra él y su familia por presunto ocultamiento de bienes. Una combinación letal para sus aspiraciones de renovar el cargo local, que ocupa desde 2001.

A esto hay que sumar, ciertamente, la sangría dentro de su fuerza, el Frente Renovador, que era un sello competitivo en 2013 -aun así su performance local fue decididamente pobre- y ahora comenzó a perder lugar en las encuestas. El jefe comunal perdería si los comicios fueran hoy, al menos según todos los sondeos.

Por esa razón, el acuñismo opera para volver a ser recibido dentro del Frente para la Victoria, donde viene de recibir una dura negativa durante la semana pasada, en un impresionante acto encabezado por Daniel Scioli, funcionarios de la provincia, hombres del Gobierno nacional, legisladores y distintas personalidades que inauguraron la Unidad de Pronta Atención (UPA) 24 y, en conjunto, abogaron por la postulación de "Juanchi" Zabaleta. Ahí también había intendentes de la Primera Sección Electoral, otro cachetazo para la familia que gobierna Hurlingham.

Como su regreso a las filas del kirchnerismo parece inviable, la otra alterativa sería el macrismo, aprovechando que su eterno socio, Jesús Cariglino, selló un acuerdo con Mauricio Macri.

La reunión entre Delfino y Santilli, indudablemente, supone otra derrota para Acuña. Y un triunfo personal del primero, que construye para posicionarse y también muestra aceptables porcentajes en las mediciones.

A eso apuntaba el equipo del propio Lucas en las últimas horas, celebrando el gesto que llegó de arriba. "Más allá de que trascendió que fue una reunión de campaña, esto es tomado como un claro gesto de respaldo para el joven candidato amarillo en medio de millones de operaciones y trascendidos. Santilli es uno de los principales armadores del PRO y sin dudas apuesta a la renovación y no está de acuerdo con la continuidad de los Barones del Conurbano", señalaban.

"El distrito de Hurlingham es muy particular, el actual Intendente no mide y abre el diálogo con el Frente para la Victoria y el PRO, pero por lo que está a la vista no encuentra eco en ningún espacio", remataban.
Regresar