Martes, 25 de Febrero de 2020

El sciolismo pasa a Massa por la cortadora de fiambre

La nueva burla de la DOS viene en formato de afiche virtual. Una imagen que muestra una cortadora de fiambre, como las que hay en los almacenes de barrio, con el logo "Scioli para la Victoria" y que, en vez de sacar fetas de fiambre, muestra los afiches massistas en pequeñas rodajitas. Sigue la pica y las burlas a Sergio Massa en las redes sociales.

04-06-2015



Luego de varios videos y afiches recientes, todos difundidos por las redes sociales con sorna para Sergio Massa y la situación del Frente Renovador, el equipo de Daniel Scioli preparó una nueva gastada. En este caso, es una cortadora de fiambre -de esas que son utilizadas en los almacenes- que transforma los afiches de campaña massistas en pequeñas rodajitas o fetas.

La máquina presenta la consigna "Scioli para la Victoria" en celeste y blanco, subrayado con una línea naranja, el color característico de ese espacio.

Los afiches devenidos en rodajas llevan la conocida consigna "+A15", con rojo y amarillo (los colores del massismo) más celeste y blanco.

Semanas atrás, los hombres del Gobernador bonaerense y precandidato presidencial del Frente para la Victoria habían lanzado burlas similares. El primero fue un video ambientado con gráficos y músicas de la Atari, la vieja consola de videojuegos, donde aparecía un deportista con garrocha en mano, trataba de saltar pero volvía a su lugar de origen, en un movimiento fallido, toda una pantomima del momento que atraviesa la tropa de Massa con dirigentes que saltaron a su espacio en 2013 y ahora comienzan a regresar.

Más tarde fue turno de una imagen que mostraba un supuesto grupo WhatsApp y donde casi todos sus miembros figuraban como "Ha abandonado", desde figuras como Darío Giustozzi a Sandro Guzmán, pasando por Facundo Moyano o Carlos Reutemann. Y en la parte inferior aparecía un mensaje de Massa, que leía "Malena, tajaí?".

También hubo un segundo video mofándose de los dichos mencionados por Sergio Massa durante el fin de semana, comparándose con Rocky, el personaje interpretado por Sylvester Stallone. Metafóricamente, el tigrense había dicho que -como el personaje de Hollywood- seguiría en la lucha electoral a pesar de las críticas esgrimidas tanto por sus detractores en el oficialismo como otros frentes opositores, sectores de la prensa y los dirigentes propios que, en los últimos meses, abandonaron el barco.

Era en respuesta a los rumores que hablan, desde hace varias semanas, sobre una supuesta declinación a sus aspiraciones presidenciales mientras todos los sondeos muestran porcentajes desfavorables como nunca en dos años. "Soy como Rocky. Me pegan, me pegan y sigo peleando. ¿Por ahí en el round 15 aparece el KO a los k?", preguntaba el diputado nacional en diálogo con Radio El Mundo, el último fin de semana.

Estas ocurrencias terminan de transformar a las nuevas herramientas y redes sociales, como YouTube, Facebook y Twitter, en espacios de disputa política en un tono más relajado, con ingenio y una dosis de distensión en una modalidad parecida a la utilizada por los futboleros en épocas de clásicos u obtención de campeonatos.
Regresar