Lunes, 24 de Febrero de 2020

De La Torre, acorralado por no adherir a la Policía Comunal

El Gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el senador bonaerense del distrito -precandidato a Intendente-, Alfonso Coll Areco, dispararon contra el jefe comunal por su negativa a firmar el convenio de adhesión y permitir que San Miguel cuente con 380 policías más a nivel local, el doble de la cantidad actual.

03-06-2015



Esta semana, el Gobernador bonaerense hizo una fuerte visita por el distrito de Pilar, donde encabezó un acto y más tarde recorrió el parque industrial local, uno de los más pujantes en todo el Conurbano. La incursión sirvió para sellar, oficialmente, su acercamiento a Humberto Zúccaro, que acaba de dejar el Frente Renovador y pasarse a las huestes del Frente para la Victoria.

Pero en primera fila, a centímetros de Daniel Scioli, estaba también el senador provincial Alfonso Coll Areco, oriundo de San Miguel y que trabaja activamente para posicionarse como candidato a jefe comunal en su terruño.

Coll Areco no escatimó en sus críticas contra Joaquín De La Torre, el alcalde de San Miguel, por negarse a incorporar la Policía Comunal localmente, a diferencia de todos sus pares, incluidos los propios intendentes del massismo. Todas las autoridades municipales, entre ellos Julio Zamora en Tigre, adhirieron a esta nueva división de seguridad.

Con eso en mente, el legislador apuntó sus dardos contra quien enfrentará, si gana las primarias de agosto, en las urnas. "Me parece una falta grave de responsabilidad. Desde todo punto de vista el Intendente ha incurrido en un error grave. La adhesión a esta ley le significaría a San Miguel la incorporación de más de 380 nuevos efectivos por una suma superior a los 80 millones de pesos mensuales", explicó.

"Para ponernos en contexto, la dotación de la Policía actualmente asignada a San Miguel asciende a 300 efectivos, con lo que estamos hablando de duplicar la presencia de policías en las calles. Se trata de una medida realmente sin precedentes, y es por eso mismo una grave irresponsabilidad no haber adherido a esta ley", reprochó.

"Estas decisiones causan perjuicios múltiples a la ciudadanía: no sólo se debilita la fuerza que lucha contra la inseguridad, sino que se niegan puestos de trabajo a jóvenes que piden a gritos oportunidades para capacitarse y trabajar", siguió.

"No concibo ninguna razón medianamente lógica, más bien parece una reacción impulsiva. Creo que él pensó que picando en punta y rechazando la propuesta del Gobernador contaría con el acompañamiento de todos los intendentes que conformaban el Frente Renovador. Seguramente lo habló incluso con Sergio Massa, pero la realidad se lo llevó puesto y quedó aislado rehén de sus propios dichos", señaló.

"Durante años el Intendente no hizo más que criticar a los ministros y al Gobernador, acusándolos de no hacerse cargo de la seguridad. Por eso, esta situación es más indignante en el caso de San Miguel, porque en el momento en que el Gobernador genera esta herramienta de lucha contra el delito, el Intendente la rechaza de plano. Es de no creer", concluyó.

El Gobernador dedicó un párrafo especial a la labor de Coll Areco con dardos para De La Torre, cuya imagen viene en caída, entre otras cosas por rechazar la fuerza de seguridad. "Alfonso sigue luchando para que San Miguel, que es uno de los pocos, por no decir el único distrito que no ha adherido, no demore más y lo haga. Esto no es político, es defender la vida de la gente. Y por eso un senador que lucha no solamente en su banca sino en su distrito para que la gente viva más tranquila", fueron las palabras de Scioli, el candidato presidencial.
Regresar