Viernes, 14 de Mayo de 2021

Otra denuncia explosiva de Bojanic: Posible conexión entre el vuelo 901 y los "Vuelos de la muerte"

El ingeniero Jorge Bojanic, que denunció el "Otro Papel Prensa" de Tucumán, volvió a la carga sobre el fatídico atentado aéreo del 7 de mayo de 1981, cuando murieron 31 personas luego que explotara el avión en que viajaban desde Tucumán. Fue en la zona quilmeña del Río de La Plata, un jueves a la mañana, horas después que -según denuncias públicas- fueran arrojados los cadáveres de los tristemente célebres "Vuelos de la muerte". Una asociación que hace Bojanic tras contactarse con familiares de las víctimas. "Puede ser que todos sean desaparecidos enterrados como desaparecidos de los vuelos", sostuvo a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio. Otro testimonio imperdible.

21-05-2015



El hombre que, un mes atrás, desentraño la historia oculta de Papel Tucumán -el otro Papel Prensa- dio a conocer algunas novedades de alto impacto en el caso del vuelo 901 de Austral, que explotó en el aire y cayó sobre la zona rivera de Quilmes el 7 de mayo de 1981. Un episodio perpetrado por la Junta Militar para acabar con la vida de Carlos Cañete, el encargado del proyecto para montar una planta en Tucumán que quedó trunco.

Como no era en la provincia del noroeste, debido a la carencia de una materia prima comercialmente viable -el bagazo de la caña de azúcar tucumano no servía para producir el tipo de papel necesario-, hubo gestiones para dar un vuelco y relocalizar la planta en el Delta de Entre Ríos. Algo que chocaba con los intereses del denominado "Grupo Camilión", integrado por el propio Oscar Camilión, entonces militar, hombre ligado a los intereses de Clarín y más tarde ministro de Carlos Menem en democracia.

Camilión estaba asociado, también, con Jorge Baeza, otra figura del Grupo Clarín y más tarde funcionario del menemismo.

Jorge Bojanic atribuye el atentado de Austral a este oscuro sector. Era un viaje que partió de Tucumán y que nunca llegó a Aeroparque, su lugar destino, por obra de estos personajes siniestros: Camilión y Baeza habrían logrado el desvío del vehículo aéreo antes que aterrizara en la pista del aeropuerto. Fue después de eso que finalmente estalló.

"Tremendas novedades. Estamos hablando del vuelo 901 del jueves 7 de mayo de 1981, que tenía que aterrizar a las 11.00. Debido a las notas que hizo con C5N el periodista Mauro Federico, esto ha recorrido el país, inclusive en el exterior, Estados Unidos y Europa. Y me puse en contacto con gente que eran familiares de las víctimas de este atentado, a los cuales invité, para que se reunieran conmigo. Durante 48 horas me reuní con ellos", arrancó.

"Todo iba en un simple cambio de comentarios, repetir lo que se había dicho en el programa, que yo conocía a uno de los pasajeros, que era el doctor Cañete. Pero empezaron a surgir datos que me parecieron preocupantes. Lo primero que me dijeron fue que ninguno de los 31 cadáveres se hizo reconocimiento de los cuerpos, ni antropométricos ni dactiloscópicos", puntualizó.

"Se entregaron cuerpos. Y yo pregunté, "¿y vos cómo sabés que el que está ahí es tu papá?" y me decían "Porque a mi madre le preguntaron qué tenía mi papá puesto y le dijo que tenía una corbata con un traje azul", y entonces le dijeron "Bueno, el único que encontramos con una corbata azul es este". Y yo me empecé a preguntar cómo podía ser esto", apuntó.

"Por otro lado, el otro día la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, quejándose del acto de la Presidenta en la ESMA, ella dijo "Hasta el cuarto donde se hacían los traslados los miércoles a la noche fue decorado". Y a esto hay que sumar las declaraciones que hizo en el tercer programa de C5N el hijo del gerente de Austral, que dijo que a él le dijeron los de la Prefectura que, después de 6 o 7 días, habían dejado de buscar los cuerpos del avión porque el río estaba con muchos cuerpos de los vuelos de la muerte", reveló.

"O sea, puede ser que todos sean desaparecidos, enterrados como desaparecidos de los vuelos", conjeturó.

"Como fue la noche anterior (a los vuelos de la muerte que, según Ruiz Guiñazú, eran los miércoles a la noche en esa zona), hay diferencia de 10 horas entre un hecho y otro y teniendo una marea que tiraba hacia la costa de Quilmes, no hacia el mar, se pudieron haber juntados todos los cadáveres", analizó.

"Estos hechos van sumando otros. Cuatro de los cuerpos que estaban enterrados en el cementerio de Vicente López fueron enviados a usuarios común. Y eso fue realizado por el "Japonés" García, el ex Intendente. Y el actual Intendente, Jorge Macri, tiene el mismo personal. O sea que se podría investigar por qué fueron sacados esos cuatro cuerpos", pidió.

"Puede ser que no, pero también puede haber una gran posibilidad de que todos esos cadáveres pertenezcan a desaparecidos que fueron enviados en los vuelos de la muerte el día miércoles 6 de mayo de 1981 (un día antes del atentado aéreo). Puede haber ocurrido algo así", reflexionó.

"Yo hasta tengo la sensación de que algunos de estos es mi hermano o mi cuñada, a mí se me pasa esto", mencionó.

"Esto fue publicado en la Gaceta de Tucumán 25 años después, pero después esa información fue retirada del diario. Y después yo me enteré que los dueños de la Gaceta de Tucumán tienen relación directa de amistad, financiera y económica con el Grupo Clarín. Puede ser que hayan sacado esto porque alguien estaría investigando y de esa manera trataría de descubrirse por futuras investigaciones. Esa información, con un link, fue retirada de internet. Mauro Federico logró obtener la información a través del link secreto, vamos a decir, porque nadie dice que está ese link", asoció.

"Hay como una cierta complicidad para poner pescado podrido en este tema", sugirió.

La entrevista entera en: https://soundcloud.com/ba2punto0/jbojanick210515
Regresar