Sábado, 24 de Octubre de 2020

Derrumbe en Massa: ¿Sergio apuntala a Luis o Luis apuntala a Sergio?

Sergio Massa visita Hurlingham en medio de la súplica a Macri para salvar su candidatura en una Gran PASO, mostrando, quizá, su poder en el conurbano. Para demostrarlo, recorrerá la localidad de William Morris junto a Luis Acuña, un Intendente con problemas judiciales y duplicado en intención de voto en todas las encuestas.

21-05-2015



Si algo está claro en el Frente Renovador, es que los números no cierran y que la puerta que parecía sólo abrir en un sentido, ya se convirtió en giratoria.
Cuando en 2011 Sergio Massa comenzó a entrever la posibilidad de armar un espacio electoral que enfrentara al kirchnerismo supo tener reuniones en las que se sentía acompañado por varios Intendentes que veían en Massa un joven y promisorio dirigente que podía llevarlos a lo más alto de la política a nivel nacional. Sin embargo, la mayoría ya por entonces imaginaba que el por entonces Intendente de Tigre tendría antes una escala en la que lo veían convertido en gobernador bonaerense.
Jesús Cariglino; Pablo Bruera, Gilberto Alegre; José Eseverri, eran algunos de los Intendentes que se sentaban a la mesa de "los ocho" que luego integró también Luis Acuña. Desde entonces hasta el presente, la puerta se abrió de par en par para convertir a Tigre en la Meca a la que llegaron dirigentes de todos los colores políticos y donde ya no importó respetar el espíritu "renovador". La misma puerta que desde hace un tiempo sólo se mueve para dejar salir a muchos que se desilucionaron con la falta de coherencia; con la falta de línea programática y con la falta de estructura en un espacio que se tornó personalista y donde prima la teoría de que la gente vota "líderes", que en idioma massista es sinónimo de decir "la gente vota candidatos, personas, no ideas". Personas que se conozcan a través de los medios y la idea de un posicionamiento que se instaló encuestas mediante.
Paradójicamente, la encuestocracia a la que Massa supo ser tan afecto es la misma que hoy le juega una mala pasada y pone en jaque toda la soberbia con la que aun se sostiene. Las mismas encuestas que supo agitar para demostrar que ganaba y que no necesitaba acuerdos programáticos ni de estructuras, son las que hoy lo muestran fuera de la contienda principal; alejado de la pole y con chances de quedarse sin nada más que la ilusión de intentarlo nuevamente cuando crezca, porque al fin y al cabo, aun le queda al menos el consuelo de poder decirse joven.
Con este panorama, sus propios dirigentes son quienes desde hace días fuerzan la idea de una "gran PASO" y piden a gritos lo que Massa no puede pedir: que Mauricio Macri le permita competir dentro de la PASO que ya acordaron el PRO, Elisa Carrió y la UCR con Ernesto Sanz a la cabeza. Macri, dice Massa y los massistas, no tiene estructura suficiente en la provincia de Buenos Aires, algo que el FR aun puede decir que en cierta forma, mantiene. Con ese argumento intentan que se le permita integrarse a un gran frente opositor en el que sin embargo, no se propone como candidato a gobernador sino que pretende tener la chance de disputar el sillón de Rivadavia. El propio Massa, en cambio, comentaba por ese entonces "Gobernador ya soy, ahora voy por la Presidencia", dando por sentado que la gobernación ya la tenía ganada.
Quedan pocos días para lograr acuerdos o definir lugares. Y la estrategia de Massa parece ser ir en busca del único reducto en el que cree que aun puede apelar a juntar algunos votos: el conurbano. El mismo lugar en el que se considera superior a Macri y con esa finalidad es que desde hace días recorre los distritos con la vieja costumbre de las "caravanas", buscando el "cara a cara con la gente" y apelando a la política del beso, esa que parece ser, nunca falla.
Desde el 1 de mayo en que relanzó su candidatura en la cancha de Vélez con un acto cuidado estéticamente y en el que se logró dar sensación de multitud, el Frente Renovador sólo fue noticia por las pérdidas de dirigentes. Ya sin Cariglino, sin Darío Giustozzi; sin Sandro Guzmán, sin candidatos importantes y propios en el resto de las provincias y casi seguro sin otros Intendentes que comenzaron a sacarse fotos nuevamente con Daniel Scioli, Massa llega a Hurlingham a recorrer una localidad de la mano de un Intendente que sólo es noticia por la causa penal que enfrenta junto a su familia, y en el mismo municipio donde acaba de perder incluso, a quien fuera su jefe de campaña: Juanjo Álvarez.
De todas las fotos posibles para Massa, la que compartirá este miércoles con Acuña es probablemente la que mejor retrate la pobreza de su espacio. Tan desesperado está por mostrar acompañamiento de Intendentes y gente del conurbano que se suma incluso a una imagen que lejos de aportarle, le resta. Lejos de mostrarle a Macri su "poderío conurbánico", aparece junto a un Intendente que, en la mejor de las encuestas para él, está 15 puntos debajo de su rival del FpV, Juan Zabaleta. Y se suma a visitar un lugar donde no sólo debería explicar por qué sostiene a un Intendente investigado por posible evasión fiscal y lavado de dinero, sino que también sostiene a una diputada nacional, un concejal y otro concejal con uso de licencia más una empleada de su bloque en el Congreso nacional. Todos imputados en la misma causa. Todos investigados por conformar una SRL que esconde nueve propiedades y varios vehículos. Todos de apellido Acuña.
La causa
La existencia de FASIEM SRL, una empresa de dudosa conformación que integran la esposa de Luis Acuña, María Azucena Echosor (Diputada nacional del Frente Renovador); y los hijos del matrimonio: Fabrizzio Acuña (concejal de Hurlingham, FR); Emiliano Acuña (Concejal de Hurlingham FR en uso de licencia y empleado en el Congreso de la Nación) y Silvina Acuña (también empleada de su madre), donde se ocultan nueve propiedades y varios vehículos relacionados con la familia de funcionarios, fue puesta al descubierto mediante una investigación periodística que publicó el 29 de abril de 2014 el portal de noticias Buenos Aires 2punto0 (Video: http://youtu.be/B5Y_XP1sUBs ; versión gráfica: (http://173.237.189.4/~ba2p0v1/noticia.php?logi=14965_FASIEM-SRL-=-Acuna-SA). La investigación periodística fue realizada por Gonzalo Ucha y Silvana Varela.
Esta información fue llevada a la PROCELAC por el abogado Jorge Cancio, quien entendió que podía estarse ante la presencia de delitos de índole económica y tras meses de investigación propia, la PROCELAC no sólo confirmó la existencia de los bienes, sino que también consideró que debía investigarse la situación de la familia Acuña, por lo que impulsó en diciembre una denuncia penal que recayó en la Justicia Federal bajo expediente FSM 65095/2014 del registro de la Secretaría nº 2, a cargo del Dr. Germán Cancela, del Juzgado Criminal y Correccional Federal n° 1 de Morón, a cargo del juez Juan Pablo Salas y la Fiscalía de Sebastián Basso.
La justicia Federal viene avanzando con la investigación, e incluso hace unas semanas libró exhortos a Brasil y a Uruguay para que ambos países indiquen si alguno de los Acuña posee allí bienes muebles o inmuebles, mientras que el 27 de abril sumó un nuevo pedido judicial. Solicitó librar oficios dirigidos a la Cámara de Diputados de la Nación y a la Municipalidad de Hurlingham requiriendo las declaraciones juradas de todos los imputados, o sea, de toda la familia Acuña.
Dentro de tan complicado contexto es que Massa y De Narváez visitan a un no menos complicado Luis Acuña.
Allá por el 2003, un Intendente del conurbano dijo "es como pasear a un perro muerto" en relación con un candidato poco conocido en ese momento. Massa paseándose por William Morris con Acuña es como un perro muerto paseando al esqueleto de un hámster.

Regresar