Sábado, 29 de Febrero de 2020

El massismo torea: "Macri tiene miedo de competir porque sabe que pierde"

La diputada nacional del Frente Renovador, Graciela Camaño, apuró a la tropa del PRO para cerrar un acuerdo y competir en las PASO de agosto. Entiende que, si no, gana el Frente para la Victoria. "Políticamente es muy mezquino Macri", acusó. Sergio Massa, desesperado por no quedar afuera y perder todo.

20-05-2015



La posibilidad de que el Frente Renovador sea incorporado a la interna del frente que -meses atrás- constituyeron el PRO, la UCR y la Coalición Cívica es, por estas horas, materia de fuerte discusión y motivo de cruces entre dirigentes de esos espacios políticos. El que salió a sugerir esa posibilidad en los últimos días, pidiendo una interna opositora en la provincia y a nivel nacional, fue el diputado Francisco De Narváez.

El massismo interpreta que el PRO-UCR-CC no mueve el amperímetro en suelo bonaerense mientras el Frente para la Victoria da la sensación de contar con un importante armado y recursos para ganar nuevamente el principal distrito del país, que aglutina a nada menos que el 38 por ciento de los votantes. Eso enciende las alertas en el ámbito del macrismo especialmente y es el eje sobre el que machaca la tropa de Sergio Massa, a través de la propuesta esgrimida por De Narváez.

Por lo pronto, la estrategia de Mauricio Macri, no obstante, es fortalecer su imagen y presencia en el Conurbano bonaerense, visitar algunas de las zonas donde tiene menos estructura y capturar a los alfiles que abandonan el frente massista casi diariamente. O sea, Macri apuesta a convertirse en el equivalente del propio Massa dos años atrás, aprovechando su caída.

Pero la cúpula del FR presiona para que ceda y admita el ingreso de su líder a esa ansiada "PASO opositora" que el PRO acaba de rechazar tras una reunión de sus miembros más importantes, realizada el lunes a la noche.

Enterados de esa novedad, en el massismo contraatacan y chicanean a Macri. Luego de que el "Colorado" advirtiera la necesidad de juntarse, ahora fue el turno de la también diputada nacional Graciela Camaño, quien salió a decir que el Jefe de Gobierno porteño no acepta la misiva porque tiene miedo de caer en esa eventual pulseada.

Los números de las encuestas marcan que el alcalde capitalino mide mejor desde comienzos de año, en algunos sondeos incluso duplica a Massa. Camaño omite eso y torea a los de color amarillo.

"Si no vamos a un acuerdo nacional va a terminar ganando el kirchnerismo; si no vamos a un acuerdo, significa que Macri acordó con el Gobierno y tiene un pacto para mantener los negocios en que son socios, como el juego", disparó la legisladora y pidió esa arreglo opositor con "dos ejes programáticos fundamentales" como son -enumeró- "el federalismo y la seguridad".

También aseguró que "políticamente es muy mezquino Macri" porque "si no, que explique por qué insiste en dividir el voto opositor".

Y agregó: "Si ya tenemos acuerdos en muchas provincias, como por ejemplo en Salta. ¿Por qué entonces en todo el país sí, pero para las candidaturas presidenciales no?".
Regresar