Martes, 20 de Octubre de 2020

Scioli se mostrará con Othacehé en Merlo, Massa mira atento

El Gobernador bonaerense firmará un convenio de adhesión al Comando de Prevención Comunitaria y entregará 35 móviles policiales para reforzar la seguridad en una comuna necesitada. Las autoridades provinciales indicaron que estará con el Intendente local, actualmente enlistado en el Frente Renovador, que viene de perder a una parte importante de su escuadra. Sugestiva foto.

19-05-2015



El Gobernador bonaerense, y precandidato presidencial del Frente para la Victoria, hará una nueva incursión por el Conurbano bonaerense con eje en una de sus grandes apuestas para el año electoral en curso, como es la seguridad. Estará nada menos que en Merlo para firmar el convenio de adhesión a su Comando de Prevención Comunitaria (CPC) y repartir 36 patrulleros para las calles del distrito.

Son dos actividades institucionales que compartirá -según adelantan desde la Gobernación- con Raúl Othacehé, Intendente de la comuna.

Una postal cargada de significado porque el jefe comunal, sumamente crítico del sciolismo en los dos últimos años, forma parte del Frente Renovador desde febrero del 2014, cuando abandonó el Frente para la Victoria y saltó a las filas de Sergio Massa por una cuestión puramente numérica: sentía que si continuaba en el redil, eventualmente, ponía en riesgo su triunfo este año y optó por el salto para cercar su jurisdicción.

Es que, bajo ese escenario, Massa era el favorito en las encuestas y el hombre del momento por los pases a su espacio, por entonces moneda corriente. Algo ciertamente comprensible: venía de imponerse en la elección legislativa dentro de la provincia, venciendo a la lista del oficialismo, encabezada por Martín Insaurralde pero apoyada por Cristina Fernández de Kirchner y Daniel Scioli.

Pasados los comicios, entre fines de 2013 y comienzos de 2014, era natural que mantuviera ese capital político. La realidad es diferente un año más tarde. El massismo cayó en los sondeos que lidera actualmente el Mandatario provincial y el preferido de la oposición es el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, uno de los que más creció durante el último año.

Othacehé enfrenta el dilema de arriesgar su pago chico, el motivo de su llegada a las huestes de Massa en primer lugar.

Son momentos de incertidumbre para el ex Intendente de Tigre porque la diáspora sin control de su universo no está limitada a dirigentes de segunda o tercera línea. Afecta a varios de sus socios fundacionales, tanto los que estaban cerca en 2011 -cuando amagó con jugar y finalmente declinó- como también 2013 -que vio el nacimiento oficial de su Frente Renovador-.

Efectivamente, las dos fugas más resonadas de las últimas semanas fueron las confirmadas por Jesús Cariglino, Intendente de Malvinas Argentinas, y Darío Giustozzi, ex alcalde de Almirante Brown, diputado nacional y ex jefe de la bancada que integra Massa en la Cámara Baja. Dos que habían apostado fuerte a mediados del 2013, confirmando una alianza de último momento, ahora destruida.

Pero antes también habían salido los intendentes Gustavo Posse (San Isidro) y Sandro Guzmán (Escobar), comenzando la sangría, en marcha.

Desde el Delta, Massa seguramente mirará con atención qué suceda y qué se diga en Merlo.
Regresar