Lunes, 8 de Marzo de 2021

De Narváez: "De ninguna manera voy a integrar la fórmula con Mónica López"

El precandidato a Gobernador del massismo, Francisco De Narváez, rechazó cualquier posibilidad de constituir una dupla con su ex socia, Mónica López. López, que ya fue compañera de fórmula de él en 2011, había abierto esa opción pero el "Colorado" se plantó con firmeza.

14-05-2015



En las últimas horas, el diputado nacional y precandidato a Gobernador de la provincia, Francisco De Narváez, reiteró la necesidad de conformar un "gran acuerdo de la oposición y la realización de una interna", no sólo a nivel nacional sino también en el plano bonaerense. "Por supuesto que es viable", valoró el hombre alineado en las filas de Sergio Massa.

"Y más que un sueño, es un trabajo que venimos haciendo, que se tiene que hacer a una enorme velocidad y seguridad", aseguró.

Pero lo cierto es que además de relativizar el alejamiento de Darío Giustozzi, que cortó relaciones con el massismo durante el fin de semana, De Narváez también descartó cualquier posibilidad de armar una fórmula conjunta con su ex socia Mónica López, otra con intenciones de jugar por el sillón de Dardo Rocha, aunque indudablemente limitada en sus posibilidades.

Con sondeos que son desfavorables, frente a un "Colorado" claramente por encima en las mediciones, López aplacó los ánimos y confesó que estaría dispuesta a ser la candidata a Vicegobernadora de De Narváez, si así dispusiera Sergio Massa. Eso mismo dijo esta semana, en una apuesta que también apoya su marido, el también diputado nacional y líder de los petroleros, Alberto Roberti.

De Narváez fue tajante en ese sentido y cerró toda puerta. "De ninguna manera voy a integrar la fórmula con Mónica López", aseguró a Política del Sur.

Cabe recordar que De Narváez fue el jefe político de Mónica López. Los dos constituyeron una alianza hasta comienzos de 2013, ella llegó a ser diputada provincial por la Tercera Sección Electoral con su lista y, en 2011, pasó por la experiencia que ahora no mira con desagrado: compañera de fórmula en la boleta de UDeSo, que cayó estrepitosamente ante Daniel Scioli, a casi 40 puntos de distancia.

La relación entró en cortocircuito hace dos años, cuando la dupla López-Roberti cruzó de vereda y estrechó lazos con Massa. Era un contexto diametralmente opuesto a las coordenadas actuales: De Narváez, líder de Unión Celeste y Blanco, prefirió no integrarse, escogió a Hugo Moyano como aliado y compitió con lista propia en las elecciones legislativas de 2013, logrando apenas el 6 por ciento de los votos en esa cita.

El discurso del empresario, en ese momento, era netamente reacio a la figura de Massa, que aparecía con un importante caudal y sacaba chapa para este año.

Pero el destino quiso que De Narváez, dos años después, optara por sumarse y fuera recibido por el tigrense con los brazos abiertos, un paso en falso para Mónica López y Alberto Roberti, que jamás esperaron un escenario como este. Desesperados, sabiendo que no tienen margen para otra cosa, tratan de reavivar una relación ciertamente desgastada.

"Yo soy massista y hago lo que Massa me diga. Si necesita, dentro del espacio de una Gobernación, tener una massista en la fórmula y soy yo, haré lo que me pida", había dicho López, abriendo una puerta que cerró De Narváez.
Regresar