Sábado, 21 de Mayo de 2022

Los judiciales confirmaron su rechazo, Provincia volvió a convocarlos para hoy

El gremio de la AJB volverá a sentarse con las autoridades del Poder Ejecutivo a las 11.00, en la sede del Ministerio de Economía bonaerense. Rechazaron el 7 por ciento a cuenta y piden, antes de eso, que les den un aumento similar al que recibieron los jueces en diciembre.

14-01-2015



La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) descartó la oferta salarial que había acercado la Gobernación durante la semana pasada, que consistía en una suba a cuenta de la próxima paritaria para los meses de enero y febrero, en ambos casos del 7 por ciento, a ser cobrado a comienzos de febrero y marzo en forma respectiva. El gremio, enlistado en la CTA disidente, volvió a reclamar contra el aumento concedido a los jueces en diciembre, motivo de dos paros en suelo provincial.

Por ese motivo, la Gobernación citó a la conducción de Hugo Blasco otra vez para este miércoles a partir de las 11.00, en la sede platense del Ministerio de Economía, siempre en el marco de la mesa técnica para discutir sueldos.

En una carta a las autoridades provinciales, la AJB informó los fundamentos del rechazo y ratificaron su anterior pedido de "equiparación con respecto al aumento otorgado a los magistrados, y a partir de allí discutir la pauta salarial para los trabajadores judiciales" en 2015. "Queremos el 4 por ciento que le dieron a los jueces de diciembre y que no fue a los trabajadores", insistieron.

"Una vez resuelto eso discutiremos con el Gobierno el incremento para los meses de enero y febrero", advirtieron.

"No sólo queremos mejorar el nivel salarial sino que pretendemos que haya una distribución diferente hacia el interior del Poder Judicial porque no pueden existir las asimetrías que existen entre los sueldos de los trabajadores y los jueces", señalaron los dirigentes del sindicato bonaerense, a pesar que el ofrecimiento de la provincia incluía una serie de puntos interesantes.

Por ejemplo, la proposición contemplaba no únicamente una actualización sobre el básico del 7 por ciento, retroactiva al 1° de enero y por los dos primeros meses de 2015, sino además una mejora adicional del 2 por ciento para "corregir las diferencias entre los escalafones y nivelar la pirámide salarial", una consigna histórica. No obstante, el sindicato no coincide en la forma que propone Daniel Scioli para "corregir" los desfasajes: en lugar de un plus, los judiciales piden que sea restituido un viejo beneficio del sector, vigente hasta fines de 1991, conocido como Porcentualidad Salarial.

La Porcentualidad, o enganche, ataba el ingreso de las categorías más bajas a los sueldos percibidos por el sector mejor remunerado del universo judicial, que son los magistrados, secretarios y miembros de la Corte Suprema. Desde 2012 a esta parte hubo varias reuniones con el Ministerio de Justicia y otras líneas del ámbito provincial, pero los avances fueron pocos y el tema lentamente empezó a perder importancia en la agenda de ambos.

Por otra parte, los judiciales también tienen las luces encendidas por un proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo en octubre pasado y que cuenta con estado parlamentario. Una iniciativa que apunta a descentralizar los recursos del Poder Judicial, asignándole a esa esfera del Estado un porcentaje automático del Presupuesto Anual y otorgándole a su órgano más importante, el máximo tribunal, la capacidad de administrar esa cartera ellos mismos, incluyendo los aumentos salariales.
Regresar