Sábado, 25 de Septiembre de 2021

Roque Cariglino también se va y el Frente Renovador queda con 16 senadores en Provincia

El hermano de Jesús Cariglino y senador bonaerense también pega el portazo, siguiendo la decisión del primero. El bloque de Sergio Massa tenía 20 miembros hasta diciembre del año pasado y ahora quedó con 16, sin mayoría, superado nuevamente por el Frente para la Victoria. Como con Jesús, el massismo salió a anunciar que Roque había sido echado, pero la decisión fue tomada por el propio legislador.

09-05-2015



Luego que Jesús Cariglino abandonara el espacio, su hermano, el senador Roque Cariglino, abandona también la bancada en la Cámara Alta y deja a ese bloque con apenas 16 integrantes cuando -hasta fines del año pasado- contaba con 20 miembros y era la primera minoría, el mayor capital del massismo dentro de la Legislatura.

El Senado provincial, que era el mayor reducto del Frente Renovador en el ámbito parlamentario, muestra un nuevo cuadro de relaciones.

El Frente para la Victoria oficialmente tiene 19 hombres y mujeres en total, pero sumando a Alfonso Coll Areco y Baldomero Álvarez de Olivera llegaría a 21, mientras que los aliados Mónica Macha (Nuevo Encuentro) y Mario Ishii (PJ-Néstor Kirchner) llevarían la cuenta a 23, al menos tomando a este conjunto como un interbloque. Potencialmente, el grueso del oficialismo vuelve a estar cerca del quórum propio.

La tira massista acumula una nueva pérdida, que, como hicieron con Jesús, tratan de minimizar y amortiguar. Así como la fuerza lanzó un comunicado donde anunciaban en el título que Jesús había sido teóricamente expulsado, a pesar que el contenido del texto no fuera tan contundente, ahora el jefe de esa tira en el cuerpo, Jorge DOnofrio, sigue la misma estrategia, indudablemente a pedido de Sergio Massa.

"El Frente Renovador ha decidido por unanimidad separar de este espacio al senador Roque Cariglino", manifestó el legislador provincial y justificó esa decisión ante la "ambigüedad y la falta de compromiso para con el bloque". DOnofrio aseguró, por el contrario, que "no hay lugar para especuladores ni para dirigentes que no están enfocados 100 por ciento en mejorarle la vida a la gente".

Y reafirmó: "Con Sergio Massa a la cabeza, el Frente Renovador mira hacia el futuro con ganas e ilusiones. Las políticas erradas que nos recuerdan al pasado se las dejamos a otros partidos".

Pero la realidad marca que el bloque opositor viene, en los tres últimos meses, de mal en peor. No incorporó a ningún otro senador, pero además perdió a cuatro de sus figuras.

El primero fue Roberto Costa, senador de la Primera Sección Electoral y cercano a Gustavo Posse, el Intendente de San Isidro. Costa siguió los pasos de su jefe político y salió de ese colectivo para pasar a conformar una bancada aparte, en conjunto con Nidia Moirano, con la posibilidad de acercarse a Mauricio Macri y el PRO.

Más tarde, por diferencias con Joaquín De La Torre, fue el turno de Alfonso Coll Areco y luego de Baldomero Álvarez de Olivera. Ambos trabajarán para Daniel Scioli este año. Y ahora hay que agregar a Roque Cariglino.
Regresar