Sábado, 24 de Octubre de 2020

Macri: "Yo no necesito marcar un terreno que vengo recorriendo desde hace años"

El Intendente de Vicente López, Jorge Macri, reabrió sus diferencias con María Eugenia Vidal. Continúa sin definir cuál será su derrotero en 2015: titubea entre buscar la sucesión provincial e ir por un nuevo período en su terruño. Los problemas de Mauricio Macri y el PRO en provincia.

13-01-2015



El Intendente de Vicente López, primo del Jefe de Gobierno porteño, mantuvo la indefinición y sigue sin confirmar qué hará este año, esto es, si buscará la Gobernación o un nuevo período en el sillón de su distrito. Todo dependerá de las encuestas y su capacidad de negociar con las filas del PRO, mientras la carta principal del espacio es -actualmente- María Eugenia Vidal, que recorre todas las regiones cada semana.

Tiempo atrás, Jorge Macri pedía la exclusividad. O, en otras palabras, ser bendecido como el único candidato del espacio por Mauricio Macri, evitando el filtro de las primarias y la posibilidad de perder.

Eso no fue concedido y, más aun, Vidal comenzó a intensificar su presencia a lo largo y ancho de la provincia. Una mala señal para el Jefe comunal que, en noviembre, empezó a deslizar otra posibilidad paralelamente: abandonar sus sueños de mudar despacho a La Plata y concentrarse en sus actividades dentro del distrito de la zona norte, donde derrotó a Enrique García en 2011, tras 24 años de hegemonía.

Lo cierto es que Macri todavía no abandonó su sueño mayor, pero estirará la definición hasta último momento, al menos según los gestos que él mismo envía a propios y extraños.

"Me gustaría ser el Gobernador que arregle la cuenca del Salado. Que logre que los chicos tengan educación de calidad como en la Capital Federal o en Vicente López. Pero también puedo seguir siendo Intendente de mi distrito. Soy parte de un equipo que intenta poner un Presidente. La primera tarea es que Mauricio sea Presidente", aseguró en las últimas horas.

"Yo no necesito marcar un terreno que vengo marcando desde hace años", siguió, diferenciándose de Vidal, ex ministra de Desarrollo Social porteña y Vicejefa del Gobierno.

"Estoy tranquilo con lo que hago. Creo en el diálogo. No creo que decir lo que otros hacen mal te transforme en bueno. Hay que tener experiencia, gestión, soluciones concretas y voy a seguir en es camino", insistió.

"Yo no discuto un posicionamiento hacia adentro del partido. Quiero mostrar lo que estoy haciendo en Vicente López. Gritar fuerte que querés ser Gobernador no te transforma en Gobernador", bramó Macri, otra misiva para Vidal, cuyo mayor capital desde que comenzó a caminar la provincia es, precisamente, la cantidad de ciudades visitadas en todo este tiempo.

Con uno o dos candidatos, la realidad marca que el PRO tiene en Buenos Aires su mayor déficit. Un déficit que en otras provincias del país mitigó a través de alianzas -algunas todavía no definidas- con otras fuerzas opositoras, como la Unión Cívica Radical y el Frente Cívico en Córdoba, donde la apuesta mayor es vencer a José Manuel De La Sota y su armado local.

En Provincia de Buenos Aires, no hay perspectivas similares. En parte por falta de estructura propia y, otro tanto, debido a las resistencias del radicalismo a aliarse.
Regresar