Lunes, 20 de Septiembre de 2021

Picada mortal en Haedo: "Si hay algún responsable, es el juez"

El abogado que representa a la familia de Lautaro -el primero de los fallecidos por la tragedia en la localidad de Morón-, Luis Rappazzo, cuestionó el accionar del juez Alfredo Meade y algunos pormenores de la causa en boca de todos desde comienzos de mes. Esta mañana hay protesta en los tribunales, organizada por los familiares.

30-04-2015



Familiares de las dos víctimas fatales marchan, este jueves, hasta los tribunales para pedir Justicia y reafirmar sus críticas contra el juez Alfredo Meade que dispuso la liberación del imputado, Nicolás Cuevas, luego de cambiar la carátula del caso y pasarla a "homicidio culposo en concurso real con lesiones graves culposos", un delito excarcelable. Inicialmente, Cuevas era acusado por "homicidio simple con dolo eventual", que establece penas de entre 8 y 15 años y no es excarcelable.

El caso fue a comienzos de abril, en Haedo, y quedó en boca de todos tras conocerse las imágenes de la picada mortal. Y esta semana tuvo nueva difusión tras el fallecimiento de una segunda víctima fatal: el primero de los fallecidos había sido Lautaro pero ahora también perdió la vida Manuel, que llevaba tres semanas en terapia intensiva.

Hay un tercer internado de gravedad, un nene pequeño.

El abogado que representa a la familia de Lautaro, Luis Rappazzo, contó su malestar con las irregularidades que surgieron a raíz de esta causa y, en especial, el descontento suyo y de los damnificados con el magistrado. "Si acá hay algún responsable es el juez, el juez podría no haberle dado la libertad y, sin embargo, el juez la dio", explicó.

Aunque, por otra parte, valoró el trabajo de la Fiscalía de Morón. "Tanto (Valeria) Curtade como (Alejandro) Jons, que es el que lleva la causa, fueron los que pidieron la detención por homicidio simple. Si acá hay algún responsable en esto, no tengo ninguna duda que es el juez. Porque el fiscal lo único que hace, o sea, el legislador le ha dado al fiscal ciertas prorrogativas, pero hay algunas cosas que las hace el juez", aclaró.

"El juez le da la detención, pero podría no haberla dado. Y fíjese, esto no es apelable. Si el juez dice que no le da detención, el fiscal no la puede apelar. Y, sin embargo, el juez le dio la detención. Y ocho días después, el juez, con los mismos elementos, pero valorándolos a favor, lo libera. Si hay algún responsable de que esto no es esté todavía resuelto es el juez", redobló.

"La Fiscalía no había sido notificada del cambio de calificación y se sienta espotáneamente, hay un escrito, se notifica y apela. La Fiscalía también interpuso el recurso de apelación, directamente sin esperar la notificación. El que se equivoca es el juez. El juez se equivoca y se equivoca mal", fustigó, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

Rappazzo también habló de la muestra de sangre adulterada, que había sido extraída a Cuevas y modificada -diluida aparentemente con agua- para que el análisis por alcoholemia diera negativo. "La extracción de sangre la hacen en la clínica Alcorta. ¿Por qué ahí? Y porque no hay insumos. Ahora, cuándo lo hicieron, cómo lo hicieron, si se la rebajó con agua, no está seguro. Pero lo cierto es que quedaron 2 por ciento de hematocritos, cuando lo normal es de 38 a 45 por ciento", opinó.

"Le puedo decir que hicieron todo mal, no cuidaron, no se respetó la cadena de custodia", siguió.

"Lo gravísimo de esto es que no se lo informaron al fiscal en su momento", recordó.

La entrevista completa en: https://soundcloud.com/ba2punto0/lrapazzo300415
Regresar