Domingo, 1 de Agosto de 2021

Entrenó seis años en el CeNARD y ahora le niegan su ingreso

El nadador paraolímpico máster amputado de una pierna, Gustavo Villarreal, pide que las autoridades del centro deportivo permitan su ingreso y explica que no existe motivo coherente para la decisión de excluirlo. "Un día entro y me dicen "No podés vos, no figurás en la lista"", contó. También reveló cómo fue su accidente, la depresión posterior y su difícil relación con las drogas. Todo, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

28-04-2015



El nadador de aguas abiertas paraolímpico máster, Gustavo Villarreal, exige su justo ingreso a las instalaciones del CeNard, que es el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, donde entrenó durante un período de seis años hasta que, hace dos semanas, las autoridades del lugar impidieron su acceso sin motivo ni justificación coherentes.

El deportista, amputado de una pierna y con un duro historial de vida, es el único en su tipo que encaró el cruce del Río de la Plata y ahora realiza el nado total del Paraná (1.380 kilómetros), siendo el único nadador del mundo en lograr esa proeza. "Hasta hace dos semanas, desde hace seis años entrenaba en el CeNARD todos los días", explicó.

"Tengo toda la documentación requerida en regla. Pero ahora me niegan el ingreso al natatorio y tengo mucha bronca porque estoy a punto de perder el entrenamiento que tanto trabajo me costó. Este mes logré nadar 180 kilómetros en tres días cubriendo la etapa Paraná-Rosario, pero todo esto me impide seguir adelante", agregó.

"Me dijeron una cosa, después otra. Las autoridades no me dan una explicación clara. Me da mucha bronca, porque si vos me decís que hay un problema de papeles o con la documentación, pero está toda la documentación presentada en tiempo y forma", indicó Villarreal, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio, esta mañana.

"No hay nada que me diga, cuál es el por qué. El por qué yo creo que es uno solo, que están en contra de que ingresen nadadores máster. Un nadador máster es el que tiene más de 25 años y de ahí para abajo son diferentes categorías. E incluso, al pedirle ciertos requisitos, hay chicos que ni siquiera los tienen", continuó.

"Un día entro y me dicen "No podés vos, no figurás en la lista", y "Que se te venció, no podés entrar". Es como si tuvieran bronca conmigo, no sé", siguió.

"Tengo dos opciones, entrenar en el río o en la pileta; pero para entrenar en el río se complica, porque hace falta una embarcación especial", profundizó.

Pero Gustavo no habló sólo del inconveniente, sino también de su historia y las cosas por las que pasó en las tres últimas décadas, a raíz de un accidente que sufrió mientras manejaba una moto y fue atropellado por un conductor alcoholizado. Tuvieron que amputarle una pierna, entró en una profunda depresión y de ahí cayó en las adicciones: primero alcohol, luego marihuana y también cocaína.

"Yo estoy amputado producto de un accidente de tránsito, iba en una moto y una persona alcoholizada me atropelló. Mi vida tuvo un giro muy grande, quedé sumergido en una depresión muy grande, la noche, el consumo de drogas y el alcohol; en el infierno de las adicciones. Salí con mucha fe, conocí a Claudia, mi esposa, en un boliche bailable que ya no existe", contó.

"Resulta que, gracias a Dios, ella me hizo ver que estaba enfermo, ese clic, confiar en profesionales y empezar un tratamiento", reveló.

"Tuve tratamiento de dos años y hoy hace 14 años que no consumo", destacó y confesó que llegó a consumir entre 5 y 10 gramos y hasta dos botellas de whisky por día.

La entrevista completa en: https://soundcloud.com/ba2punto0/gvillarreal280415
Regresar