Sábado, 31 de Julio de 2021

Sin PRO y UCR, Posse no descarta ir por la Gobernación con boleta corta

El Intendente de San Isidro, que pegó el portazo en el Frente Renovador y en estos meses trató de acercarse a Mauricio Macri y el radicalismo sin fortuna, analiza la posibilidad de la boleta corta. Debía lanzar su candidatura a mediados de mes y eso no sucedió. Con una carta de Facebook, Gustavo Posse se mantiene en el candelero.

21-04-2015



Días atrás en el Club Benade, en Martínez, partido de San Isidro, el Intendente del distrito iba a lanzar oficialmente su candidatura a la Gobernación provincial luego del último verano marcado, principalmente, por su salida del Frente Renovador y posteriores intenciones de acercarse a la alianza en ciernes, ahora concretada, entre el PRO y su viejo partido, la UCR.

Hasta ahora, el jefe comunal todavía no congenió con ninguno de esos dos espacios.

Sí es verdad que él mantenía una cuota de afinidad con Mauricio Macri hasta fines de 2012, tras recorrer varios distritos junto a él y compartir varias paradas importantes en el Conurbano, pero eso quedó en la nada cuando -tiempo más tarde- el propio Gustavo Posse hizo un acuerdo con el massismo. Nadie le dio la bienvenida que él esperaba dentro del macrismo y los dirigentes de ese espacio, lejos de su escenario ideal, plantearon algunos reparos, entre ellos María Eugenia Vidal, la carta bonaerense de Macri para las primarias.

La cosa no fue mejor dentro del radicalismo porque, pese a su buena relación con Ernesto Sanz, el vínculo con el partido bonaerense está esencialmente roto, especialmente con el alfonsinismo.

Su idea más reciente, frente a estos vaivenes, es otra: postularse para Gobernador con una boleta corta, es decir, sin el copete presencial. Cosa que sugirió mediante una carta de Facebook.

Su contenido completo:

Los últimos fines de semana estuve concentrado en recorrer el interior de la Provincia y el gran Buenos Aires, además de asistir a distintas actividades que se realizan en San Isidro.

Pertenezco a un sector de la ciudadanía y de la política que busca unir el esfuerzo de todos los candidatos de la oposición bajo un acuerdo programático. Concretamente, lo hago en la provincia, que no tiene las especulaciones del balotaje, porque su gobernador gana o pierde con un voto y por eso es más necesaria la unidad, ya que el kirchnerismo está fuerte y no hay que subestimarlo.

Si soy gobernador quiero terminar con la boleta sábana, y que los candidatos a intendente y a gobernador no llamen a votar el mismo día que el presidente, para que se puedan elegir a los mejores; estar importando candidatos que ni nacieron, ni ejercieron y nunca tuvieron vínculo público con la provincia de Buenos Aires, y que vengan atados de la decisión del candidato a presidente, del partido que sea, es una especulación que lleva al fracaso de la gestión pública.

Los municipios deberían tener su propia fecha de elecciones. Sería parte de las autonomías municipales. Hay buenas experiencias en algunas provincias. El vecino tiene que elegir al que mejor gestiona el barrio, los hospitales, el patrullaje municipal; ¿por qué razón el intendente tiene que estar atado a la boleta del presidente o del gobernador?

Yo trabajo para ser gobernador, y tener una buena propuesta, trayectoria y la gestión, como carta de presentación en la Provincia.

Los candidatos presidenciales de la oposición, que le piden el voto a la gente, tienen que saber la importancia y la particularidad de las elecciones en la Provincia de Buenos Aires. Tienen que preocuparse por lograr la fiscalización de cada mesa, porque se engaña al votante si se le pide el voto pero no se está en condiciones de custodiar ese sufragio.

Descarto la posibilidad de volver a disputar San Isidro. Quiero ser gobernador de la alternancia en la Argentina.

Amo ser intendente, amo mi relación con los vecinos, pero preparé a Carlos Castellano y a un equipo para la transición; y trabajo para ser candidato a gobernador. La boleta en San Isidro es Posse gobernador y Castellano intendente. Deciden los vecinos.
Regresar