Viernes, 14 de Mayo de 2021

Vidal estuvo en Luján e hizo meollo en las inundaciones

La candidata del PRO en la provincia pasó por el distrito de la Primera Sección Electoral y cuestionó a las autoridades bonaerenses por la racha adversa de inundaciones, desde 2012 a la fecha. "Los vecinos se sienten abandonados y quieren planificación", criticó.

14-04-2015



La precandidata a Gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, profundizó su etapa de recorridas por la provincia y visitó la ciudad de Luján, fuertemente golpeada por la seguidilla de inundaciones que sucedieron ahí en los tres últimos años, racha que incluyó los desbordes del río homónimo en octubre del año pasado y generó importantes trastornos en los barrios más pobres.

"Los vecinos se sienten abandonados y quieren planificación", destacó la dirigente.

"Hoy los vecinos nos pidieron obras hidráulicas. Se sienten abandonados y quieren planificación, que este tema sea política de Estado", insistió.

"Nosotros nos pusimos a trabajar en este tema en la Ciudad de Buenos Aires y los resultados son notorios. Como lo hicimos lo podemos llevar adelante a partir de diciembre en la Provincia de Buenos Aires", sostuvo la Vicejefa de Gobierno porteño, que tuvo un encuentro especial con los integrantes de Juntos por Luján -una organización que reúne a damnificados de los temporales ocurridos en años recientes- en las instalaciones del club Santa Elena.

Vida también compartió actividades con comerciantes de la zona de embarcadero.

"Nosotros también sufrimos inundaciones y el trauma que eso deja en cada vecino", indicó.

"Por eso desde el día uno empezamos a hacer obras como las del arroyo Maldonado, el Vega y los reservorios. Y seguimos haciendo. Son obras que son caras, que son a largo plazo y que quizá no son tan visibles pero para los que viven en esas zonas son muy importantes: le cambian la vida a la gente", recalcó la postulante en suelo provincial.

La diferenciación con la Gobernación bonaerense, y más a partir de temas sensibles como las obras de infraestructura y las dificultades cuando llueve más de la cuenta, es parte de la estrategia seleccionada para hacer campaña. No es casual que la segunda de Mauricio Macri ponga el eje en esa problemática que también afecta de cerca a la administración capitalina pero que, al menos en la última inundación de envergadura, registró una mejora en las consecuencias y cantidad de evacuados.

En incursiones pasadas, la carta del PRO tuvo comentarios similares -apuntando a otras temáticas, como la calidad edilicia de los hospitales o el nivel de la educación- y hubo cruces fuertes con lo funcionarios de Daniel Scioli que, ni lerdos ni perezosos, respondieron rápidamente. Uno de ellos fue, por ejemplo, el secretario de Comunicación Pública bonaerense, Juan Courel, quien salió con los tapones de punta.

Vidal, por su parte, opta por no responder. Y, en cambio, mantiene la postura de recorrer Buenos Aires en sus amplias regiones, alternando visitas ocasionales por el Conurbano como las localidades del interior donde el macrismo, a su vez, presenta los mayores signos de interrogación con miras a la construcción electoral de este año.
Regresar