Sábado, 31 de Julio de 2021

Un sciolista lo salió a bancar a Insaurralde

El ministro de Asuntos Agrarios, Alejandro Rodríguez, consideró que "el que crea que va a crecer descalificando a un compañero, está fuera de foco" y tomó distancia de los cuestionamientos que habían proferido, entre otros, Aníbal Fernández, Juan Patricio Mussi y los hombres más cercanos a Julián Domínguez.

10-04-2015



En medio de una fuerte cruzada contra Martín Insaurralde -que incluye críticas por boca de varios dirigentes y la virtual impugnación a su candidatura para Gobernador bonaerense-, el ministro de Daniel Scioli salió a diferenciarse y elogió la gestión del lomense en su distrito, tomando distancia de la actitud mayoritaria dentro del oficialismo.

No es la primera vez que Alejandro Rodríguez, titular de la cartera agrícola, toma distancia de las posiciones del kirchnerismo. Por el contrario, el propio funcionario ya causó estragos en 2014 cuando, en varias oportunidades, tocó un tema sagrado para la Casa Rosada: pidió la eliminación de las retenciones a cultivos como el trigo y maíz y una baja para la cosecha de soja, ocasionando fuertes reacciones en su contra, desde el ministro de Economía, Axel Kicillof, a Julián Domínguez.

"El que crea que va a crecer descalificando a un compañero, está fuera de foco", afirmó el dirigente.

Y, minutos más tarde, calificó a MI como "un gran Intendente" del Frente para la Victoria. "Es natural celebrar que un hombre como él quiera profundizar las buenas políticas y asumir las nuevas demandas sociales, así como ya otros compañeros y compañeras lo han hecho público en los últimos meses", advirtió el ministro de Asuntos Agrarios.

Esto viene a colación porque, hace dos noches, Insaurralde confirmó que tenía el objetivo de postularse efectivamente para la sucesión provincial y que apoyaba a la figura de Daniel Scioli para las primarias abiertas del oficialismo en agosto. Eso mismo había argumentado en el Concejo Deliberante de su comuna, durante la apertura de las sesiones ordinarias 2015.

Pero uno de los primeros en cruzarlo, horas después, fue no otro que el Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, quien habló de él en duros términos y hasta tuvo un desliz verbal que no pasó desapercibido. "El tipo se cagó en todo el mundo", fue la frase del funcionario nacional, que recordaba los vaivenes del jefe comunal entre fines de 2013 y a lo largo de todo el 2014, siempre coqueteando con la idea de emigrar hacia el Frente Renovador.

"Mi gran crítica a Insaurralde es esta pantomima de no saber con quién va a jugar. Estos tipos me ponen absolutamente mal", siguió Aníbal y además agregó que "cuando uno se hace ese esquema de vedettismo, de querer mostrar que el importante es él y no el peronismo, que quiere gobernar y seguir transformando la provincia", sin completar el hilo de su argumentación.

"Me molesta el desprecio por los otros, lo que me molesta es que todos ellos que trabajaron para hacerlo conocido y el tipo se cagó literalmente en todo el mundo", enfatizó.

"Si nos vamos a callar la boca y no decir las cosas cuando corresponde es cuando cometemos un error. Pareciera ser que Insaurralde entró en razones. Que haga la cola y pelee donde quiera estar y el compañero que lo quiera acompañar que lo acompañe", concluyó.

Otros candidatos a la Gobernación, como Juan Patricio Mussi y el sector de Julián Domínguez, habían salido a opinar en el mismo sentido y estilo. Rodríguez encontró un matiz y tomó distancia.



Regresar