Lunes, 30 de Marzo de 2020

Explota la interna en Lanús tras los disparos de Díaz Pérez contra Álvarez

El Intendente, que tiene en Julián Álvarez un rival interno dentro del Frente para la Victoria, lo tildó de "mentiroso y manipulador".

07-04-2015



En las últimas horas, el Intendente de Lanús no pudo con su genio, rompió la amabilidad política que había procurado hasta ahora -al menos en público- y cargó contra el rival que asoma con más fuerza para las primarias de este año en el competitivo distrito, nada menos que Julián Álvarez, el secretario de Justicia y hombre fuerte de La Cámpora.

Álvarez representa, para Darío Díaz Pérez, una enorme dificultad. No porque Díaz Pérez no haya sido leal a las huestes del kirchnerismo sino porque parece no haber rendido sus frutos: pese a mostrarse fiel siempre, jamás amagar con soltarse solo ni exponer simpatías por nadie que esté fuera de esa esfera, el Jefe comunal tiene que lidiar con alguien de la agrupación ultra k, garantía de pulgares en alto desde la Casa Rosada.

Y para colmo, la relación del alcalde con Daniel Scioli es pésima desde que, en 2012, disparó contra el ahora precandidato presidencial por problemas de gestión. Llegó a tildarlo de "ameba" en materia política pero sus reproches escondían un importante pase de factura por los problemas cotidianos que atraviesa el distrito de zona sur, en especial los episodios de inseguridad, que son responsabilidad de la gestión provincial -aunque la Municipalidad tenga también su cuota propia-.

Díaz Pérez nunca habrá pensado que Scioli emergería con tanta contundencia como pasa ahora, donde el grueso de sus pares -especialmente en el Gran Buenos Aires- prefiere su postulación.

Y a esto hay que sumar, por otra parte, la pérdida de apoyos dentro del propio peronismo local. Poco queda del armado que hizo posible su triunfo electoral sobre el recordado Manolo Quindimil en 2007, cuando conformó una coalición y logró la habilitación para competir por afuera del Frente para la Victoria, aunque con una boleta de adhesión especial -colectora-, que llevaba el copete de Cristina Fernández de Kirchner y el mencionado Scioli.

Por todo eso, no sorprende que el Intendente de la comuna dispare contra el camporista Álvarez, y más luego de la sorpresa recibida durante la semana pasada, cuando una figura siempre respetada e indiscutible como Estela de Carlotto participó de un acto local y manifestó sus inclinaciones personales por el dirigente de la cartera de justicia.

"La primera mentira es que ni Estela de Carlotto, ni Randazzo ni Susana Trimarco fueron comunicados con la verdad, les mintieron; Julián Álvarez les transmitió que había un acuerdo para que él vaya de Intendente y yo de diputado nacional", comentó Díaz Pérez, en diálogo con el portal Lanús Noticias, y reconfirmó que eso fue una "mentira absoluta" de su parte.

"La gran mentira es que se utilizó a grandes personalidades como Estela de Carlotto y Susana Trimarco que me reconocieron a mí que Julián Álvarez les había manifestado que estaba todo consensuado y repito, es una gran mentira, les mintió", agregó.

"Hoy el único que garantiza el triunfo del Frente para la Victoria en Lanús soy yo, le guste o no le guste, por lo tanto no voy a hacer perder al Frente para la Victoria, no voy a permitir que el peronismo se diluya y voy a seguir haciendo un último esfuerzo que es importante acá en Lanús", insistió.
Regresar