Viernes, 3 de Abril de 2020

El radicalismo ya piensa en un candidato propio a Gobernador

Así como Ernesto Sanz competirá con Mauricio Macri en las PASO nacionales, el partido ahora busca a alguien que enfrente a la favorita del Jefe de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal. Con chicanas, los radicales bonaerenses descartan a Gustavo Posse. Pero no aparecen nombres competitivos.

19-03-2015



Previsiblemente, la Convención Nacional del radicalismo impacta en el partido bonaerense, donde una parte importante está dividida entre aceptar el acuerdo y buscar otros rumbos como sucedió en otros años. Hay algo que trae un poco de calma: no habrá alianza per se con el PRO sino, en rigor, un enfrentamiento a la candidatura presidencial de Mauricio Macri, encabezada por el líder de la fuerza, Ernesto Sanz.

Eso abre la posibilidad para que, quienes acepten la opción, ya piensa en un postulante para la Gobernación bonaerense.

Es que si María Eugenia Vidal es la carta del macrismo para la provincia, la Unión Cívica Radical tendrá que buscar un aspirante propio para colocar en las primarias y desafiar a la Vicejefa del Gobierno porteño. Y desde el año pasado a esta parte, paralelamente, suenan dos nombres al menos: nada menos que el diputado nacional Miguel Bazze, ex titular del Comité Provincia y cercano a las filas del alfonsinismo, y otro diputado nacional, Héctor Gutiérrez, ex Intendente de Pergamino y hombre con importante crédito en la Sección Segunda.

Esto genera un foco de conflicto con un (ex) correligionario: Gustavo Posse, alcalde de San Isidro. Este último estuvo con el Frente Renovador por casi dos años entre 2013 y comienzos de este año, luego de sellar un acercamiento para los comicios legislativos, donde anexó sus candidatos locales a la lista de Sergio Massa, a pesar que los elegidos oficiales del espacio eran del riñón propio, encabezados por Marcela Durrieu, suegra del tigrense.

Las tensiones entre Durrieu -ahora concejala y precandidata a Intendenta- y Posse, ciertamente, lesionaron ese vínculo y explotaron en enero último cuando una denuncia formulada por la primera, por presunto desvío de fondos públicos destinado a la construcción y acondicionamiento de asentamientos precarios, fue tomada por el fiscal Jorge Di Lello y ello devino en un escándalo judicial para el segundo.

Desde entonces, el sanisidrense juega con la idea de volver a confluir con el PRO, como hiciera, por caso, hasta fines de 2012.

Todavía no recibió la bienvenida oficial, ni de Macri ni de ninguna otra figura de peso en el partido de color amarillo: tanto Jorge Macri como Gabriela Michetti, o la antes citada María Eugenia Vidal, fueron cautos a la hora de tocar el tema. Pero el Jefe de Gobierno porteño envió un gesto con su visista a la Legislatura bonaerense durante el día miércoles, jornada que aprovechó para compartir actividades con un possista de la primera hora, el radical Roberto Costa, ex FR y ahora miembro de un bloque separado (en conjunto con Nidia Moirano).

Lo cierto es que en la UCR, sin embargo, no lo consideran como propio. "Habrá un candidato radical porque tendrá que acompañar la lista de Sanz. Posse no es radical. No sería un candidato del partido. Para eso tendría que ir y afiliarse", chicaneó el senador del centenario partido, Carlos Fernández, en diálogo con Infocielo.
Regresar