Martes, 25 de Septiembre de 2018

El amor en tiempos de youtube

"Cien Páginas de Amor" es una antología de 150 cuentos breves y 50 autores, que reúne estupendos relatos de amor en pequeño formato. Cuando 240 palabras resumen la pasión en escenas inolvidables.

31-05-2015


"Publica o perece", dicen los escritores y editores estadounidenses.
¿Cómo puede competir hoy la literatura, esa forma de entretenimiento tan abstracta y reflexiva, frente al estímulo estridente de las bailarinas de Show Match, los bloopers hogareños del Rubius en youtube, o la cumbia a volúmenes ensordecedores desde los teléfonos celulares?
Una respuesta virtuosa la viene dando un género desarrollado sobre todo en Argentina, México y otros países latinoamericanos con tradición editorial: el cuento de pequeño formato. Aunque se lo vende como "microficción", acaso como recurso de marketing, se trata de un tipo de relato un poco más extenso, de 240 palabras, tres párrafos, unas 10 oraciones, que bastan para narrar una buena historia, describir escenarios y condensar, con la exactitud de la poesía y la síntesis del cine, fábulas contemporáneas deliciosas.
A su vez, permite conocer muchas voces diferentes reunidas en antologías temáticas. Cien páginas de amor es una de ellas. El mayor mérito de este libro, además de la brevedad de los cuentos, es haber delineado una versión actualizada del amor como tema literario. A diferencia de aquellos textos de la época de la moral victoriana, en los que lo que se relataba era la imposibilidad del amor, en esta antología abunda el erotismo, amores desaforados, imprevisibles, sorprendentes, pero que siempre se concretan y producen, y la peripecia proviene precisamente de esa realidad tangible del amor.
El volumen fue compilado por Sergio Gaut vel Hartman, e incluye textos de autores consagrados como Mempo Giardinelli, Ana María Shúa, y María Rosa Lojo, junto a escritores con menos prensa pero también con obra previa publicada, en un nivel muy parejo de profesionalismo y calidad.
Cuentos para leer en el lapso que transcurre entre dos estaciones de tren, pero que resuenan todo el día en la mente y sensibilidad de los lectores. Como dice el chileno Antonio Skármeta, citado en la introducción: "Queridos congéneres: este pez que está aquí es producto del viaje que hice al fondo del océano, donde me atacaron ballenas, me persiguieron tiburones, me enredé en algas, me estrangulé, me asfixié, y aquí vengo, huevón, con este pescadito, chiquito. Si en este pescadito se puede ver el océano, ahí está el cuento".
Leer literatura como quien hojea un blog ya es posible, a partir de libros como este. Editado por Desde la Gente, uno de los sellos del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, se consigue en algunas librerías de la avenida Corrientes, especialmente en el Centro Cultural de la Cooperación.

Regresar