Domingo, 16 de Junio de 2019

Insólito: los vecinos reclaman inoperancia de Ducoté y éste les sugiere no pagar impuestos

Los vecinos de Los Tilos, en La Lonja, una de las localidades de Pilar, reclaman por el estado de las calles de tierra que resultan intransitables; los pastizales altos; la falta de luminarias, la basura acumulada por los carros y la inseguridad que ya se cobró varias vidas. Nicolás Ducoté les sugirió, por la inoperancia de su gestión, no pagar impuestos y que los vecinos compraran escombros para arreglar las calles.

06-02-2019



Los vecinos del barrio Los Tilos, de la localidad de La Lonja, Pilar, denuncian que a pesar de haber mantenido reuniones con funcionarios municipales y hasta el propio Jefe comunal, Nicolás Ducoté, los reclamos por el abandono del lugar, la falta de higiene y mantenimiento y la proliferación de basurales a cielo abierto siguen sin respuesta.

Tampoco han encontrado respuestas favorables a reclamos por la falta de seguridad del barrio ni de infraestructura general que se refleja en altos pastizales, calles intransitables y luminarias que no funcionan.

Según relata Fernando Safi, vecino del lugar, "lo paradójico es que la solución que nos sugirió el propio Intendente como compensación de la inoperancia de su gestión es que dejemos de pagar los impuestos hasta tanto se comiencen a realizar obras en el barrio".

Tampoco encuentran solución a un simple corte de pasto. "Se puede apreciar la altura de los pastizales que sirven de escondite a delincuentes en fuga o a la espera de cometer un ilícito, y también se ve la basura arrojada por los carros, pero no hacen nada a pesar de estar esto frente a una cámara monitoreada por el COM". Explica en referencia a la intersección de las calles Carlos Calvo y Sequolas.

Los vecinos denuncian, además, que la inseguridad del barrio ha llegado a niveles no sólo de saqueos en sus viviendas sino de homicidios en ocasión de robo, algo que muchas veces se beneficia del lamentable estado de las calles, la mayoría de ellas de tierra, que no son patrulladas por la policía.

Las calles además empeoran al punto de ser intransitables cuando llueve, porque se llenan de agua, generan barro que hace imposible el tránsito vehicular y muchas veces, tampoco a pie, debiendo incluso haber rescatado autos de zanjones laterales.

"La respuesta del señor Intendente es siempre la misma: que no hay presupuesto; que las máquinas están afectadas a otros barrios", comenta Safi y agrega: "tanta fue la insistencia de los vecinos que el mismo Intendente nos pidió que compremos escombros y a cambio nos "prestaba" las máquinas para distribuirlo".

Entre algunos vecinos accedieron a esa idea; hicieron una colecta y compraron los escombros, pero la máquina nunca llegó y aun aguardan ser esparcidos por las calles. Pasaron 3 meses desde el día en que los adquirieron.




Regresar