Jueves, 18 de Abril de 2019

Vidal no desdoblará las elecciones y ata su suerte a la de Macri

Con el ahorro de costos como excusa, el gobierno de María Eugenia Vidal dio marcha atrás con su idea de desdoblar las elecciones provinciales de las presidenciales y se impuso la postura de Marcos Peña que le ganó la pulseada interna.

30-01-2019



María Eugenia Vidal no logró imponer su posición. Sabe que la imagen de Mauricio Macri sigue en descenso y pretendía desprenderse de ese arrastre desdoblando las elecciones en la Provincia para evitar la boleta larga.
La excusa era que, en caso de ir separados, podía aspirar a un triunfo en la principal provincia del país que le diera luego un impulso positivo a la candidatura de Cambiemos a nivel nacional, en especial, cuando se prevé que la mayoría de las elecciones provinciales que se llevarán a cabo a partir de mayo tendrán resultados adversos para el oficialismo nacional.

Sin embargo, desde la Casa Rosada no evaluaron lo mismo. Saben que Vidal mantiene mejor imagen que Macri y si no comparten boleta no hay posibilidades de transferir votos a novel nacional, algo que creen, por el contrario, podría amortizar la caída si ella permanece en la misma boleta de Macri. En el entorno de la mandataria provincial obviamente no lo leen del mismo modo. Una boleta larga no garantiza que ella pueda ayudar a sumar votos en la categoría Presidente y en cambio, corre el riesgo de que el arrastre negativo ponga en riesgo su reelección.

Aunque Vidal intentó incluso conseguir su cometido mediante la implementación de una Comisión Bicameral que analizara las posibilidades de implementarlo, la decisión terminó siendo unilateral y se tomó en la mesa chica del macrismo.

La respuesta oficial desde gobernación la dio el propio Jefe de Gabinete, Federico Salvai, al asegurar: "no queremos que la gente vaya más veces a votar, porque no nos parece cambiar las reglas de juego a poco de la elección. Y porque es más costoso".

Según el funcionario, "la decisión se tomó pensando en los bonaerenses. Pensando en ellos y sin especulación electoral".

En una entrevista concedida a Radio Mitre, Salvai aseguró que "el desdoblamiento sí tenía una oportunidad de empezar a discutir lo que el Gobierno viene proponiendo hace varios años de cambiar el instrumento de votación", pero la embestida provincial encontraba una férrea oposición en el círculo íntimo de Macri, en el que el Jefe de gabinete nacional oficiaba como vocero del No.

Tampoco había, hacia adentro del arco político bonaerense, demasiados adeptos. Sólo los más "vidalistas" veían con buenos ojos el desdoblamiento y parte del Frente Renovador que imaginaba una complicada sucesión de posibles eventos donde creían poder derrotar a Vidal y al mismo tiempo dejar fuera de competencia a Cristina Kirchner.
En cambio, los Intendentes, el FpV y la mitad del massismo que apuesta a un frente de unidad dentro de la oposición, preferían una elección conjunta.

De este modo, perdió sentido la actividad que estaba prevista para el próximo 7 de febrero, fecha en que se reunirían los 16 legisladores que conformaron la Comisión Bicameral que pretendía analizar el desdoblamiento.

Quien también se pronunció a favor de la decisión de no desdoblar fue el vicegobernador Daniel Salvador. "Fue una decisión de Vidal de terminar con la incertidumbre de si se iba a modificar la simultaneidad de la elección. Más allá de la comisión que se conformó para que de los elementos para tomar la decisión política, era necesario tomar una decisión y comparto plenamente que fue oportuno y termina de dar claridad absoluta y quita un tema de agenda para abocarse cada uno a sus cuestiones específicas", dijo el radical que acompañó a Vidal en la fórmula de 2015 y aspira repetir en 201

Regresar