Jueves, 19 de Septiembre de 2019

En Mar del Plata también van a clases con frazadas

Los alumnos y los maestros de la secundaria N°33 de Mar del Plata sufren las inclemencias del tiempo frío y la falta de atención por parte de las autoridades. La directora de la institución, Claudia Luengo, aseguró que la situación es "angustiante".

28-05-2019



Los alumnos cubiertos con frazadas en pleno horario escolar, ya se está convirtiendo en una foto habitual, culpa de la desidia del gobierno provincial que encabeza María Eugenia Vidal, que a pesar de las promesas y spots donde se habla de las escuelas, la mayoría de los establecimientos escolares bonaerenses sufren un abandono de mantenimiento notable en los últimos tres años.

Ventanas tapadas con cartones, calefactores destruidos y puertas que no son puertas, son algunos de los causales del frío de muchos alumnos que no logran ser escuchados y encontraron en la foto con frazadas, el modo de visibilizar su queja.

En esta oportunidad, los alumnos y los maestros de la secundaria N°33 de Mar del Plata, que sufren las inclemencias del tiempo frío y la falta de atención por parte de las autoridades han acudido a clases con frazadas para hacer público su reclamo.
En ese marco, la directora de la institución, Claudia Luengo, aseguró que la situación es "angustiante". "Por el único motivo que esta escuela se sostiene es por sus docentes", contó.

"Ya no sé dónde presentar los reclamos. Pasaron tres gestiones y una intervención, y aun así no recibo soluciones por parte del Consejo Escolar", lamentó Luengo, quien aseguró que el estado general del edilicio es "preocupante", el pedido más urgente son las 20 ventanas que faltan desde hace tres años.

Una donación de vidrios por parte de una empresa, permitió hace unos años cubrir la totalidad de las aberturas con ventanas fijas. Pero la explosión de la escuela de Moreno dio lugar a una serie de inspecciones que obligaron a removerlas ante las complicaciones que podría generar la falta de ventilación.

"Las ventanas están tapadas con cartones. Ninguna puerta corresponde a su marco. Ya para nosotros es común estar con tijeras en los bolsillos para abrir una puerta que queda trabada o salir al rescate de estudiantes o profesores que se hayan quedado encerrados", explicó la directora al medio La Capital.

A raíz de las imágenes que se viralizaron en redes sociales, la presidenta del Consejo Escolar, Sofía Badie, aclaró que hubo dos procesos licitatorios con el objetivo de contratar una empresa que efectúe los trabajos correspondientes, pero que "en ninguno de los dos hubo oferentes para realizar las obras".

Regresar