Sábado, 25 de Mayo de 2019

Cristina Kirchner presentó su libro en la Feria del Libro y generó el hecho político de la semana

Con un discurso que no se excedió ni en tiempo ni en definiciones explícitas, dejó mucha tela para cortar entre el mensaje proferido, el tono, los presentes y a quienes mencionó.

10-05-2019



El día lluvioso no fue impedimento. No huno "qué lástima, feo día" como aquel famoso video de Mauricio Macri suponiendo que la ausencia de público a su paso se debía a la lluvia. Nada impidió que miles de personas se acercaran a la Rural donde se desarrolla la feria del Libro, y aun sabiendo que no serían de la partida de los presentes en la sala Jorge Luis Borges, ni tampoco de quienes pudieron seguir las instancias desde el patio interno, estaban allí.

Caras con expresiones variadas. Lágrimas de emoción algunos, de esperanza otros, de amor y admiración casi todos. Estaban allí ansiando verla, escucharla, alimentarse del otro en la idea de "ella vuelve" con que imaginan un retorno triunfal, urnas mediante, a la presidencia de la nación.
Y si bien algunos se fueron con la sensación de que el discurso no fue del todo explícito, en el aire quedó flotando que "algo adelantó".
Tal vez, la frase donde la ex mandataria dijo que para ella "las señales" son importantes, y en ese marco, agregó: "este año, una presidenta mujer?". Pocos segundos después "aclaró" que se refería a la titular de la Feria del Libro, pero para quienes estaban ávidos de entrelíneas, el intento de literalidad no afectó la lectura previa.
El discurso fue preciso. No ahondó en temas que pudieran ser directamente atribuidos a una campaña electoral, aunque tampoco esquivó la mención a la actualidad y las consecuencias del modelo implementado por la actual gestión, aunque ni una vez, nombró a Mauricio Macri.

Sí en cambio, nombró dos veces a Alberto Fernández, a quien le adjudicó la idea del libro, pero entre las lecturas políticas posteriores, su mención fue la confirmación del rol que ocupa hoy a su lado el ex jefe de Gabinete. Desde virtual jefe de Campaña (virtual porque aun no se confirma su intención de ser candidata), hasta la certeza de que esta Cristina no es la de 2015 y está abierta al diálogo incluso con quienes tuvo diferencias públicas y notorias, y con quienes además, expresaron abiertamente sus críticas hacia el último período de gestión de CFK, como Fernández que en su momento criticó con dureza, entre otras cosas, el manejo del INDEC, el cepo cambiario y la negación de los índices de pobreza e inflación.

En ese marco, Cristina Kirchner no sólo presentó su libro, "Sinceramente", sino que lanzó una serie de contundentes frases sobre la vida política, el futuro de la Argentina y su relación con Néstor Kirchner.


Entre las frases más significativas de su discurso se destacaron:

"Me planteé que era muy mezquino, muy chato escribir de uno nada más y me pareció que tenía que escribir cosas que le sirvieran a otros, a todos, para reconocernos en la historia de lo que vivimos como argentinos en distintas épocas".

"Quiero agradecer a todos los que compraron el libro en este momento difícil, muchos lo hicieron juntando monedas".
"No creo en los neutrales, para eso están los suizos".
"El libro es una interpelación para todos: a las dirigencias políticas, empresariales y gremiales".
"Los jóvenes son mi gran apuesta y mi gran esperanza".
"No hay posibilidad en este mundo difícil de generar trabajo sin generar un mercado interno fuerte".
"Hoy hay más planes, muchos más que en el gobierno de los "choriplaneros""
"Va a ser necesario un contrato social de todos los argentinos y argentinas".
"El libro se lo dedicó Néstor como mi compañero, al Néstor hombre, al Néstor padre de nuestros hijos porque él se lo merecía. Él ya entró en la Historia".
"Si querían acariciarme el alma lo han hecho".

Más de mil personas presenciaron el discurso desde la sala Jorge Luis Borges, con previa invitación de la editorial y el Instituto Patria. Entre ellos, algunas presencias resultaron la confirmación de la conformación de un frente político opositor mucho más amplio que el peronismo y Unidad Ciudadana, y otras presencias resultaron altamente llamativas, como por ejemplo la de Daniel Vila, el dueño del multimedio mendocino y de América TV, que si bien se justificó con un "estuve porque me invitaron" dejó boquiabierto y sin reacción incluso a uno de los periodistas estrella de su canal, Eduardo Feimann, quien en vivo iba denostando a los presentes hasta que la cámara enfocó a su propio jefe.

Entre los políticos que se sentaron cerca del escenario, también fue llamativa la presencia de Pino Solanas, Victoria Donda y Felipe Solá, tres de los que se acercaron con intención de formar un frente electoral en conjunto.


Regresar