Domingo, 19 de Mayo de 2019

Pilar: dos alumnos heridos tras el derrumbe de mampostería en el aula de 1er grado

Dos chicos de 6 y 7 años debieron ser hospitalizados tras derrumbarse parte del techo en el aula de la escuela 25 en Del Viso. El hecho sucedió ayer por la tarde. Esta mañana los docentes, padres y alumnos hicieron un abrazo simbólico a la escuela que permanece cerrada. En tres meses de receso escolar no se hicieron trabajos de mantenimiento por parte del gobierno provincial, aunque el Intendente, Nicolás Ducoté, había asegurado hace unos días que todas las escuelas de su distrito se encontraban en perfectas condiciones.

15-03-2019


La experiencia de la escuela que explotó en Moreno el año pasado no alcanzó. Tampoco la de corroborar, luego de la tragedia, que el 90 por ciento de los establecimientos de la provincia de Buenos Aires tenían problemas en las instalaciones de gas; otro tanto en las instalaciones eléctrica, y la gran mayoría, edilicios en general.
De nada sirvió que se suspendieran las clases durante semanas, y parece que tampoco alcanzó con el receso estival, porque a poco de comenzar el nuevo ciclo lectivo ya hubo varios casos de caída de mampostería en tres colegios, aunque el caso más grave se dio ahora en el distrito de Pilar.

Aunque se suponía que al menos durante los meses de verano el gobierno provincial, a través del Consejo escolar local pondría en condiciones los edificios para el comienzo de clases, en Pilar no ocurrió. Ni tampoco aportó el municipio al arreglo de las escuelas como sí lo hicieron otros distritos (Ituzaingó, por ejemplo) aunque la responsabilidad de los establecimientos públicos sea de la Provincia. En el caso de Pilar, ni el gobierno de María Eugenia Vidal ni el de Nicolás Ducoté llevaron a cabo una puesta a punto previa al inicio de clases y las consecuencias las sufrieron dos alumnos de 1º grado de la Escuela Primaria 25 de Los Cachorros, quienes resultaron heridos por un desprendimiento de mampostería del techo del aula.

Uno de ellos permanece en observación en el hospital Falcón, aunque estaría fuera de peligro, mientras que el otro fue dado de alta, tras el accidente ocurrido este jueves por la tarde, poco antes de las 15 horas.

Recién cuando se comunicó el desprendimiento de la mampostería el Consejo Escolar en conjunto con Jefatura distrital decidieron el cierre preventivo del establecimiento, aunque lo comunicaron como "desinfección para que Infraestructura pueda trabajar", casi como un modo de minimizar el episodio.

Y adelantaron además que, "si para el día lunes las autoridades correspondientes no autorizan el lugar se suspenderán las clases hasta nuevo aviso".

"Por lo tanto deberán armar un plan de contingencia elevando trabajos prácticos por mail para asegurar la continuidad pedagógica. Es primordial el cumpliendo de lo solicitado", aclaran desde el área de educación provincial sin dar una sola respuesta a tamaña situación a una semana del comienzo de clases..

En ese marco, el concejal Federico Achával expresó su preocupación con lo ocurrido. "Duele que los niños tengan que sufrir tan brutalmente el abandono de las escuelas en Pilar", aseveró al tiempo que observó: "Lo que pasó es muy grave. Estamos hablando de dos chicos de 6 y 7 años, que fueron a la escuela a estudiar y terminaron hospitalizados".

"Las madres y los padres no pueden vivir con miedo, pensando que en la escuela puede explotar una garrafa de gas o caerse el techo", remarcó el edil.

El dirigente del Frente Pilarense señaló también que "este hecho refleja la verdadera situación que vive la educación de nuestro distrito. Y lo más grave es que el Intendente no se haga cargo. Hace pocos días lo escuchábamos decir públicamente que todas las escuelas estaban en condiciones de empezar las clases. Y hoy ya nos encontramos con un caso así".
"Pero además, ayer también amanecíamos con la noticia de que en la Escuela Técnica N1, los alumnos tienen que turnarse para ir a clases porque no hay sillas y mesas suficientes para que todos puedan sentarse", señaló después.

"Esta es la desidia que vive la educación en el Pilar de Ducoté. Es la de un niño de 7 años que hoy no quiere volver a clase por miedo a lo que sufrió. Es la de 30 escuelas que en 2018 permanecieron cerradas, dejando a 15.000 chicos sin estudiar por 30 días, por problemas edilicios y de infraestructura, que el Intendente no resolvió pese a que tenía los fondos para hacerlo", describió. "La verdadera situación es la del cierre de bachilleratos de adultos que se quedaron sin un lugar en donde estudiar y la de un gobierno que permite el cierre del profesorado de Historia y le da la espalda a docentes y estudiantes que, después de meses de lucha, lograron defender un lugar que les da la posibilidad de formarse".

Por último, concluyó: "El abandono que se vive es muy grande, por eso vamos a seguir pidiéndole al Intendente que se haga cargo para que toda la comunidad educativa de Pilar tenga la tranquilidad de que algo así no va a volver a pasar".

Durante la mañana de este viernes, la comunidad educativa de Pilar se dio cita frente a la escuela para hacer un abrazo simbólico en el que docentes, padres y alumnos alzaron su voz en reclamo de soluciones concretas no sólo para ese establecimiento sino para todos los del distrito que temen, corran el mismo peligro por la desatención de los gobiernos provincial y municipal.



Regresar