Miércoles, 20 de Marzo de 2019

Para el Intendente de Chivilcoy, los despedidos de Paquetá "disfrutan la indemnización"

Con polémicas declaraciones, Guillermo Britos, Intendente de Chivilcoy, se refirió a la situación de los 700 despedidos de la histórica fábrica de calzado. "Están disfrutando de la indemnización", dijo y desató la furia de los operarios.

19-02-2019



Guillermo Britos nunca se caracterizó por tener una faceta sensible.
De ser un alto efectivo de la Fuerza policial bonaerense dio el salto a la política dentro de la estructura de Francisco de Narváez y llegó a la Intendencia de Chivilcoy encabezando en 2015 la lista que tenía a Sergio Massa como candidato presidencial, aunque ahora se muestra cercano al gobierno de Mauricio Macri y el de María Eugenia Vidal.

Tras el cierre de una de las principales empresas del distrito, que dejó sin trabajo a 700 personas, el Jefe comunal aseguró: "Ya le hemos conseguido trabajo a varios ex empleados de Paquetá, a otros le hemos ofrecido y no aceptaron porque están disfrutando de la indemnización".

La histórica fábrica de calzado radicada en chivilcoy cerró el 31 de diciembre producto de la crisis en el sector.

"Es una locura lo que dijo Britos, yo tengo contacto con 300 ex trabajadores de la fábrica y a ninguno le ofrecieron trabajo", aseguró un ex empleado de Paquetá al portal Política&Medios. "Yo no me enteré de ningún caso de que la Municipalidad le haya conseguido trabajo a alguien", agregó.

Aunque Britos había asegurado que ayudaría a los despedidos, para los trabajadores afectados "todo fue una puesta en escena".

"Todos los compañeros están totalmente indignados con las declaraciones de Britos", señalaron. Los casos de los despedidos de Paquetá son de los más variados. Algunos se quedaron sin su fuente de ingresos en medio de un crédito para una casa pero para el intendente, los indemnizados están viviendo las mieles del desempleo".

Paquetá era el máximo empleador privado del distrito. La apertura de importaciones, la suba de los costos de producción, los tarifazos y la caída de la demanda dejaron en la ruina a la fábrica.

Desde allí, el intendente se ha dedicado a discutir con los medios de comunicación y a mirar para otro lado con respecto a la responsabilidad de los gobiernos provincial y nacional por la crisis actual, con quienes está aliado de cara a las próximas elecciones.

Vale recordar que, durante enero, en una entrevista con el diario local La Razón de Chivilcoy, Britos, lejos de manifestar su preocupación por los despidos, celebró que "son 270 millones que se insertaron de golpe en la ciudad", producto de las indemnizaciones al personal despedido.

Regresar