Viernes, 14 de Diciembre de 2018

La CGT se conforma con el bono y levanta el paro

La Comisión Directiva de la central obrera aceptó la redacción final del bono de 5 mil pesos y desactivó la medida de fuerza que estaba lantente. Aun hay dudas sobre su implementación; si alcanzará o no a estatales y quejas de las Pymes que dicen que no podrán afrontarlo.

09-11-2018



(InfoGremiales) La Comisión Directiva de la CGT aceptó la redacción final del decreto que Mauricio Macri publicará en las próximas horas y resolvió desactivar la medida de fuerza que tenía latente desde hace 15 días.

La decisión se tomó en la reunión de la calle Azopardo que comenzó pasadas las 16 horas y que todavía se desarrolla.

Con encendidos discursos, Gordos, Independientes y Barrionuevistas ponderaron el acuerdo con el Gobierno y los empresarios, por lo que se espera que Héctor Daer y Carlos Acuña formalicen el anuncio en breve.

Una pequeña porción de dirigentes puso reparos y pidió mantener latente la posibilidad de ir al paro, de acuerdo al desenvolvimiento de las variables económicas en los próximos días.

De este modo, la CGT afirmó que "se aleja la posibilidad de un paro nacional", aunque siguen las idas y vueltas y dudas del sector empresario sobre el pago.

En ese marco, el cotitular de la central obrera, Hector Daer, señaló que ahora la central obrera aguarda que el Decreto de Necesidad y Urgencia sea firmado por el presidente Mauricio Macri y sus ministros.

Daer señaló que el decreto indica que el pago del bono, en dos cuotas de 2.500 pesos junto a los salarios de noviembre y enero próximos, será obligatorio para el sector privado, mientras que en el caso de los trabajadores del sector público, la posibilidad de ese beneficio se tratará en paritarias.

El referente de Sanidad aclaró que el bono no se tomará a cuenta de futuros acuerdos salariales, mientras también detalló que esa chance, junto a otras modificaciones que se quieran hacer a lo que indica el decreto, como el pago de los $5.000 en más de dos cuotas, "deberá acordarse entre las empresas y los sindicatos en paritarias".

Al respecto, el texto del borrador del decreto que trascendió este jueves señala que "las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo, representantes de los trabajadores y empleadores, en ejercicio de su autonomía colectiva, podrían adecuar la implementación de los dispuesto en el presente decreto en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentran especialmente en crisis o declinación productiva".

A la reunión de la CGT, que levantó la huelga como adelantó en exclusiva InfoGremiales, asistieron Daer y el otro secretario general, Carlos Acuña, además de otros integrantes de la conducción como Omar Maturano (La Fraternidad), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Julio Piumato (Judiciales) y Víctor Santa María (Encargados de edificios).

Sobre los reparos interpuestos por cámaras como la UIA y CAME a la posibilidad de pagar ese beneficio, Daer señaló que "los empresarios quisieron que el bono sea a cuenta de las próximas paritarias" pero rechazó esa posibilidad e insistió en que "tienen que hacer el esfuerzo para poner dinero en la calle y que se mueva la rueda de la economía".

Más temprano, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, reconoció que el bono por $5.000 que se está negociando en la mesa entre empresarios y gremios sería a cuenta de las paritarias de 2019, pero todo indica que finalmente eso será acordado o no en cada sector en particular.

Por su parte, Daer dijo que 5.00 pesos "no es suficiente para recuperar el poder adquisitivo", pero destacó que los trabajadores puedan contar con esa suma de dinero a fin de año y señaló que eso "aleja la posibilidad de una medida de fuerza", que estuvo latente durante las últimas semanas y que hubiera sido el quinto paro general de la CGT en la era Macri.

LAS PYMES NO QUIEREN

El presidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), Fabián Castillo, advirtió que "no todas las pymes porteñas están en condiciones de afrontar un bono de fin de año", por lo cual reclamó "contemplar alternativas para mitigar el impacto de la recesión" en el sector.

"Somos conscientes de que el poder adquisitivo se ha deteriorado, pero las pymes estamos sufriendo fuertemente las consecuencias de la recesión. En muchos sectores de la economía que han sido golpeados, no hay margen para un bono", sostuvo el dirigente.



Además, Castillo consideró necesario "analizar qué sector de la economía local tuvo más dinamismo y ver de qué manera puede afrontar este pago suplementario, siempre que no sea de carácter remunerativo".

"Los dos meses que tenemos por delante serán difíciles y las pymes necesitarán acompañamiento. No podemos pedirles más esfuerzos", apuntó el directivo, en un comunicado.




Regresar