Lunes, 17 de Diciembre de 2018

Lucas Delfino jugó al Ring Raje en Villa Tesei

El concejal de Hurlingham y funcionario nacional encabezó un "timbreo" por Villa Tesei, junto con una comitiva de militantes pero debieron abortar la jornada tras ser increpados por los vecinos que pedían respuestas a la preocupante situación económica que atraviesa hoy la gran mayoría, producto de las medidas que lleva adelante el gobierno del que Delfino forma parte.

16-09-2018



Lucas Delfino no tuvo una buena semana.
En el Concejo Deliberante protagonizó una enfervorizada defensa de Ramiro Tagliaferro, el Intendente de Morón, a quien la mayoría de los ediles de Hurlingham repudiaron por haber promulgado el retiro del busto de Néstor Kirchner de la plaza principal de Morón, medida que deberá dar marcha atrás tras un fallo judicial.

Del otro lado, cientos de vecinos que estaban en el recinto porque se trataba un proyecto de ordenanza que proponía cambiar de nombre a la calle Villegas en William Morris, respondieron cada uno de sus sarcasmos que por momentos rozaron la desubicación para lo que se supone debe ser el discurso de un concejal.

No obstante eso, y evidentemente convencido del camino que propone el gobierno de Cambiemos, del cual es parte porque además de la banca de concejal, también es Subsecretario de Asuntos municipales de la Nación, Delfino, que no oculta sus intenciones de pelear la intendencia en 2019 se puso al frente de los clásicos "timbreos" macristas este fin de semana pero no fue muy bien recibido.

En Villa Tesei, en la zona de Félix Frías y Bustamante, debieron abortar la caminata porque a medida que los vecinos del lugar los identificaban, se acercaban al grito de "Ya se van, ya se van", no sólo para que los dirigentes se fueran del lugar sino también en referencia a la gestión nacional y provincial, que fueron objeto de la mayor cantidad de reclamos de los vecinos.

La situación económica en general, el ajuste, la inflación, la pérdida de empleo y las tarifas eran parte de los reclamos que se ejemplificaron cuando una mujer sacó de su cartera un billete y le pidió a los militantes y dirigentes que encabezaban el timbreo que le respondieran qué cosas podía comprar hoy con ese dinero que día a día pierde su valor.

"Es una vergüenza lo que están haciendo y encima tienen la caradurez de tocar timbre", le decían a Delfino que intentaba permanecer impertérrito. "Si dan soluciones vengan y paguen nuestras boletas de luz y gas que son una vergüenza igual que ustedes", agregaban otros.

A medida que avanzaban y se escuchaban los reclamos, se fueron sumando otros vecinos que invitaron a los militantes del PRO a que se retiren del barrio. Sin respuestas, eso fue lo que terminó sucediendo en Hurlingham, donde al igual de lo que viene ocurriendo en muchos distritos, la gente demuestra su descontento para con el rumbo del país, y en este caso, se lo hicieron notar cara a cara a Lucas Delfino en su doble rol de concejal y funcionario nacional.


Regresar