Lunes, 10 de Diciembre de 2018

Desde diciembre de 2015, los medicamentos aumentaron un 420 por ciento

Así lo informó el titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta. Respecto de la deuda que los laboratorios mantienen con las farmacias, podría suspender la atención a los afiliados al PAMI.

16-09-2018



(InfoGEI) La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF) y la Asociación de Farmacias, Mutuales y Sindicales (AFMSRA) emitieron un comunicado acerca de la posibilidad de suspender la atención a los afiliados del PAMI por la deuda que los laboratorios tienen con las farmacias.

En diálogo con Radio Universidad de La Matanza, el titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, sobre la problemática sostuvo que "los laboratorios han rescindido el contrato con el PAMI, lo que implica que hay que renegociar uno nuevo, porque, si no, a los pacientes no les hacen los respectivos descuentos en los medicamentos".

"Por otro lado, la industria farmacéutica no le viene pagando a las confederaciones de farmacias y debe cerca de 1.200 millones de pesos. Eso hace que, financieramente, para las farmacias sea inviable, por lo que se dio un ultimátum para que se cancele esa deuda porque, si no, el descuento no se puede dar", agregó.

"Al Estado, no le importa la salud, porque baja la categoría de un Ministerio a una Secretaría", indicó Peratta, asegurando que "hay seis millones de jubilados que necesitan estos medicamentos y descuentos para vivir, pero el Estado no se preocupa. Al Estado, no le importa la salud, porque baja la categoría de un Ministerio a una Secretaría", consideró Peretta, y aseguró: "No hay una política de medicamentos en Argentina".

Además, afirmó que, desde el comienzo de la gestión de Cambiemos, en diciembre de 2015, "tenemos medido un aumento de 420 por ciento promedio en los medicamentos", con casos "que llegan al 800 por ciento". "El promedio es muy por encima de la inflación. Dejaron liberado el precio de los fármacos", añadió.

"Creo que hasta es una estrategia del Gobierno que la salud quede en manos de quienes puedan pagarla. Y quienes no puedan, quedarán a manos de Dios", concluyó Peratta, a la espera de una reunión de la que participarán las partes y que se espera sirva para encontrar una solución.

Regresar