Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

El sindicalismo macrista también criticó la degradación de los ministerios de Trabajo y Salud

Las 62 organizaciones amarillas, conducidas por Ramón Ayala, manifestaron su "preocupación el encuadre otorgado al Ministerio de Trabajo y Salud" y le pidieron a Macri que "reflexione sobre el rumbo trazado".

05-09-2018



(Infogremiales) El espacio sindical abiertamente jugado con el Gobierno nacional, las 62 Organizaciones que comandan el titular de la Uatre Ramón Ayala Peronistas y el jefe de taxistas, José Ibarra, salieron a criticar la degradación de los ministerio de Trabajo y Salud y pusieron el eje en la "incertidumbre" que hay entre los trabajadores.

"Vemos con preocupación el encuadre otorgado al Ministerio de Trabajo y Salud de la Nación, desplazándolos de sus atribuciones formales subsumiendo los mismos en otro formato simbólico, que nada tiene que ver con su real función, como articuladores de políticas públicas hacia el conjunto de las organizaciones sindicales y trabajadores de todo el país", señalaron desde las "Seis Dos" amarillas.

Además, señalaron que las reformas anunciadas "podrían producir incertidumbre en el acompañamiento de soluciones superadoras del movimiento obrero organizado" y agregaron que "solo apreciamos que profundizaría una crisis aún mayor que la posible solución planteada".

Los conducidos por el heredero de Gerónimo "Momo" Venegas parecen empezar a dudar del acompañamiento al Gobierno. "Advertimos que se están alejando del acompañamiento del conjunto de las organizaciones sindicales, políticas y sociales, con la visión de un gran acuerdo nacional", expresaron. Y remarcaron que las decisiones tomadas en las últimas horas "acentúan la inequidad y la brecha social de los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad".

Y concluyen: "Pedimos a los integrantes del Poder Ejecutivo Nacional que reflexionen sobre el rumbo trazado, pues la incertidumbre es mayor cada día que pasa y, en un país donde el recorte de derechos es el eje de una estrategia de crisis, estarán inexorablemente provocando una presión mayor sobre el conjunto de trabajadores".

Regresar