Martes, 16 de Octubre de 2018

Continúan las repercusiones por la detención de la empleada del municipio de Morón

Cintia Gabarro fue detenida en Corrientes junto a su pareja cuando trasladaban, rumbo a Morón, 10 kilos de marihuana en su vehículo en el que también viajaba su pequeño hijo. El jefe comunal, Ramiro Tagliaferro intentó esquivar el costo político aduciendo que era una "simple empleada", pero el historial de la joven lo desmiente. Duro golpe para el ex marido de María Eugenia Vidal.

29-08-2018



La funcionaria del intendente Pro de Morón, Ramiro Tagliaferro (ex marido de María Eugenia VIDAL), fue detenida junto a su pareja por personal de Gendarmería, en la provincia de Corrientes, cuando transportaba 48 paquetes de marihuana (unos 10 kilos) escondidos en el paragolpe y guardabarros de su auto, hecho curiosamente no televisado por la ministra de Seguridad.

Aunque tras conocerse la noticia, el Intendente de Morón intentó "bajarle el precio" a Cintia Gabarro, aduciendo que no era funcionaria, sino simple empleada, la detención de quien formara parte de los dirigentes de la Juventud del PRO, aprehendida por trasladar 10 kilos de marihuana en su vehículo, pega en la línea de flotación del ex de María Eugenia Vidal.

Cintia Gabarro quedó detenida junto a su pareja en la ciudad de Santo Tomé, Corrientes, con un cargamento de 10 kilos de marihuana, cuando se dirigían hacia el distrito de Morón. La detención de la joven Pro con su pareja, ocurrió el domingo pasado en el Paraje "Cuay Grande" de la Ruta 14, durante un operativo del "Escuadrón 57 Santo Tomé", cuando detuvo el auto en que el que viajaban, llevando también un menor de edad, que quedó en custodia del juzgado de menores local.

El descubrimiento de la droga transportada surgió a partir de un control de narcotest, que constató que llevaban 48 paquetes de marihuana escondidos en el paragolpe y guardabarro del auto. La misma investigación reveló que la pareja reconoció el hecho ante testigos presentes en el operativo y fueron detenidos.

Si bien pocas horas después Tagliaferro aseguró no conocerla y posteriormente se publicó su desvinculación laboral con el municipio de Morón, el Jefe comunal omite algunos detalles que no son para nada menores.

Gabarro no era una "simple empleada" como intentan mostrarla ahora. Formó parte de la dirigencia juvenil del PRO local, y fue además, Fiscal General en las elecciones que llevaron al ex marido de la gobernadora a ocupar el sillón de la intendencia.

Ingresó como trabajadora municipal en 2016, ya con la gestión actual, y si bien no tiene formalmente cargo jerárquico, es mucho más que una empleada común, ya que su primera tarea encomendada fue en la UGC 5, donde reportaba directamente a las máximas esferas, tanto que la habían bautizado "Comisario político", y se convirtió además en la mano derecha de la Concejal Judith Windecker, con quien continuaba trabajando hasta el momento de su detención, en el área de Infraestructura, tras el nombramiento de la edil en esa función.

"Esta chica es una de los 5116 empleados que tenemos en la municipalidad", había argumentado Ramiro Tagliaferro para despegarse del impacto político, aunque pocos desconocen que esa versión no es cierta, y que efectivamente Gabarro era cuanto menos, del círculo de confianza de la dirigencia PRO local.



Regresar