Domingo, 19 de Agosto de 2018

Otro escándalo en Pinamar: Renunció un funcionario por irregularidades con la venta ambulante y bares clandestinos

La denuncia, surgió a partir de un reclamo de los vendedores ambulantes de playa.

03-08-2018


(InfoGEI) La oposición había denunciado que dos hombres del intendente de Pinamar, Martín Yeza, perseguían a vendedores ambulante y "hacían la vista gorda" a la hora de clausurar bares clandestinos que funcionaron en Cariló durante enero de este año.

Ante la denuncia penal por presunto "incumplimiento de deberes de funcionario público" el subsecretario de Inspecciones Generales de Pinamar, Sebastián Manrique, dimitió a su cargo. Cabe destacar que también se encuentra bajo la lupa el director de Fiscalización, Pablo Bertozzi.

La denuncia, surgió a partir de un reclamo de los vendedores ambulantes de playa, que hablaron de "persecución, desorden y arbitrariedades" por parte de los funcionarios encargados de controlar las actividades comerciales.

Asimismo, se sumó a la situación en que los inspectores habrían hecho "la vista gorda" ante "dos bares de playa clandestinos de 12 metros cuadrados", según indicaron desde la oposición. Esos emprendimientos, aseguran, estarían vinculados a familiares y amigos de los inspectores, y funcionaron durante todo enero sin que se les labrara acta ni se procediera a la clausura.



Regresar