Domingo, 19 de Agosto de 2018

Una más de Flybondi, y van?

Un avión de Flybondi, la permanentemente cuestionada aerolínea de bajo costo, sufrió serios daños al intentar despegar del aeropuerto de Iguazú.

17-07-2018


La nave que debía partir desde Iguazú sufrió importantes daños luego de que el fuselaje raspó contra la pista en el momento del despegue que pudo ser abortado y eso evitó lo que podría haber sido una tragedia.

El hecho ocurrió este fin de semana con el vuelo FO 5433 de Flybondi, un Boeing 737/800 matrícula LV-HQY. Según se observa en las imágenes que trascendieron, sufrió daños en la cola, la nariz y el tren de aterrizaje. El accidente quedó bajo la mira de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil.

En un comunicado, la empresa informó que se encuentra "analizando de manera urgente y rigurosa" las causas del incidente acontecido en la noche de este domingo. Versiones indican que pudo haber un error al cargar la bodega del avión y los pasajeros, lo que habría generado el desbalanceo en el momento del despegue.

"Toda la maniobra requerida fue realizada cumpliendo con los protocolos de seguridad establecidos para este tipo de situaciones y sin ningún riesgo para los pasajeros a bordo. La aeronave quedó detenida en dicho aeropuerto y no realizó ningún otro vuelo", agrega el comunicado.

Sin embargo, los expertos no sostienen lo mismo.
Lo que trascendió de quienes tuvieron contacto con la aeronave en Misiones, es que aparentemente el avión tenía un problema preexistente con el "amortiguador de nariz", lo que habría obligado a distribuir la carga mayoritariamente en la parte de atrás para intentar alivianar la nariz.
Al hacer esto no se tuvo en cuenta algo fundamental para el vuelo que es el CG (Centro de Gravedad) y Peso y Balanceo.
"Si llega a V1 (es la velocidad de decisión) sí o sí tiene que seguir acelerando hasta VR (velocidad de rotación o sea donde levanta la nariz del piso) y salir a volar porque no llega a frenar antes del final de la pista", explica un experto quien además comenta que "en este caso, el problema de Flybondi fue que por no haber tenido en cuenta el CG y el peso y balanceo, al dar potencia en los motores y empezar a ganar velocidad, la nariz se levantó sola, mucho antes de V1, lo que provocó el golpe de la cola con el piso". No obstante, el no haber llegado a la velocidad critica fue lo que permitió que se pudiera abortar el despegue y la anécdota no se convirtiera en tragedia.

En la opinión del especialista, "si la cola no golpeaba y despegaba así, probablemente terminaba con un accidente porque la nariz se levantaría demasiado al momento del despegue y entraría en "pérdida" (velocidad donde el avión deja de sustentarse y cae)".

Hay en la historia de los accidentes aéreos, algunos atribuibles a esa causa (mal peso y balanceo), como por ejemplo el del B747 que cayó en Afganistán en el año 2013.

Si bien son frecuentes los "Tail Strike" (golpe de cola) en los Boeing 737 en el aterrizaje si el piloto llega con un ángulo de ataque muy elevado, esta falla casi nunca sucede en el despegue, y en este caso estuvo a segundos de pasar a ser tragedia.



Regresar