Miércoles, 18 de Julio de 2018

Denuncian un "inminente vaciamiento" del hospital El Cruce

En el marco de una asamblea convocada por la Asociación de Profesionales del Hospital "El Cruce" y el Sindicato de Personal del Hospital El Cruce, unos 600 trabajadores y profesionales denunciaron el "inminente vaciamiento de la institución".

23-06-2018



(InfoGEI) Durante la asamblea, se informó que para este año, el hospital tenía proyectado para su funcionamiento, 2.574 millones de pesos, de los cuales 1801 correspondían a nación, y 772 a provincia, aunque luego los ejecutivos de ambas jurisdicciones, solo destinaron 1.349 millones y 120 millones, de nación y provincia respectivamente, lo que significó un recorte de 1.105 millones, es decir, un 42,9% menos de lo proyectado.

Sin embargo, tanto las autoridades locales del hospital, como funcionarios de provincia y nación, sostenían que el hospital iba a tener los fondos que requería, hasta que una semana atrás, reconocieron públicamente el recorte.

Desde la Asociación de Profesionales, señalaron que "esto toma una dimensión distinta", ya que los responsables del nosocomio en la última reunión de jefes de servicio, además de reconocer la reducción del 40 por ciento del presupuesto, "les sugirieron a los jefes de servicios que ahorren para no generar gastos adicionales, buscando hacerlos cómplices de la situación".

Denunciaron que "este ahorro atenta claramente contra la atención de calidad que brinda la institución", Y si es llevado a cabo por los jefes de servicio, implicará que "dejarán sin atención a pacientes que hoy no tienen otra institución sanitaria donde resolver sus dolencias, como trasplantes, colocación de prótesis ortopédicas y vasculares de alto costo".

El problema se agrava, con "la inminente aplicación unilateral de la pauta salarial del 15% en 3 cuotas, siendo que los trabajadores vienen reclamando un 25% a junio, con cláusula de revisión en octubre y de la inquietante indefinición sobre 200 trabajadores contratados", lo que ha generado, "un estado de movilización de los trabajadores para defender sus derechos, sus condiciones de trabajo y el sostén de una institución de altísima calidad asistencial".

En tal sentido, los trabajadores votaron de forma unánime, "No aceptar la resolución del presupuesto anunciado por el presidente del Consejo de administración; No al cierre del AMI y continuidad de los compañeros contratados que aún no firmaron nuevos contratos.

Asimismo, decidieron "comunicar a los medios y a la comunidad de pacientes y vecinos del Hospital la situación e invitarlos a acompañar a los trabajadores en el reclamo", así como "organizar una comisión de referentes del Hospital que soliciten una audiencia con los ministros de Salud de la Nación y la Provincia de Buenos Aires a los fines de hacerles saber de primera mano la situación del Hospital y sus trabajadores".

También, resolvieron mantener una reunión con los Intendentes de los municipios que conforman la Región Sudeste (Florencio Varela, Quilmes, Berazategui y Almirante Brown), así como con la UNAJ, y solicitar una reunión con los miembros del Consejo de Administración y con los Directores "para solicitarles que se sumen a nuestro reclamo presupuestario".

Por último, requerir al Consejo de Administración un detalle de todo el personal que haya ingresado a planta del Hospital (permanente y/o contratado) con la función, categoría y dedicación desde diciembre de 2015 a la fecha, y convocar el día jueves 28 de junio a las 11:00 horas a realizar un abrazo solidario al Hospital.

Al finalizar todos los trabajadores y trabajadoras del hospital se unieron en una voz, en la campaña "Salvemos al hospital El Cruce", que busca la restitución del total del presupuesto proyectado para el correcto funcionamiento de la institución. (InfoGEI)Jd

El Hospital El Cruce fue creado en el 2007 y recibe fondos de la nación y la provincia (70 y 30 por ciento respectivamente). Rápidamente demostró ser un modelo de gestión y de resultados sanitarios exitosos, posicionándose en los primeros puestos como institución en el país y en Latinoamérica, siendo la institución sanitaria con el mayor número de transplantes hepáticos, renales y de medula ósea del país; además de obtener la certificación de calidad de prestigiosas instituciones encargadas de tal fin.

RELATO DE UNA MÉDICA

(Por la Dra. Angeles García) Ingresé al hospital El Cruce de Florencio Varela con un casco, cuando todavía estaba en construcción. Y algunos me decían ¿Florencio Varela?, hasta yo me lo preguntaba que venía de trabajar en el Otamendi y el Hospital de Clínicas. Y no fue de esos hospitales que fueron sólo paredes, lo vi crecer, acrecentarse, hasta ser un monstruo de excelencia en la atención, de sus profesionales, de la calidad humana de todo el personal.

Trabajo en Terapia intensiva y vi morir gente, pero también vi salvar muchas vidas. Teníamos el recurso humano, pero también la infraestructura y todo lo que necesitábamos para que la atención a los pacientes sea la mejor, sin discriminar pobres ni ricos. Atendimos a todos. Nunca hubo acomodos, nunca los médicos manejamos los pacientes que ingresábamos, a todos atendimos por igual, siempre al 100% de ocupación.

Trasplantamos muchos órganos, operamos y tratamos pacientes neurocríticos, cirugías cardiovasculares complejas tanto en adultos como pediátricos. Prótesis vasculares y ortopédicas. Todos pacientes cuyas patologías no se podían resolver en otros hospitales. Y cumplimos señores, y nos pusimos la camiseta y siempre con buen trato y calidez humana. Todos amamos este hospital.

Y ahora nos dicen que nos reducen el presupuesto un 40% más la inflación (y no es un chisme de pasillo) y no hay un plan B. Es una clara decisión política de bajarle el pulgar al hospital público más importante de la Argentina y el 4to en Latinoamérica.

Ya lo sentimos en el trato al personal y lo más importante en la atención de los pacientes.

Yo me pregunto ¿quién va a realizar los trasplantes hepáticos del país, renales, oncohematológicos? ¿Quién va a atender a los traumas graves de cráneo, hemorragia subaracnoidea y demás neurocríticos? ¿Qué van a hacer cuándo se necesiten prótesis vasculares y ortopédicas? ¿quién va a atender a los niños con patologías complejas?

Estoy profundamente triste como todos mis compañeros y ni siquiera hablamos de sueldos, queremos salvar al hospital.

¿Habrá alguien que se detenga a leer esto? ¿Habrá alguien que escuche y que reveea la situación? Mi profundo deseo es que sí. Agradezco al que se detuvo a leer esto y a compartirlo.
Angeles García, Médica del Hospital El Cruce.

Regresar