Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

"Macri, Vidal, queremos el hospital", reclaman los vecinos de Ituzaingó

Bajo esa consigna, los jubilados de Ituzaingó organizaron una marcha y un abrazo al hospital que debía ser inaugurado en 2016, pero quedó paralizada la obra por decisión del gobierno de Cambiemos.

01-03-2018


La comunidad de Ituzaingó tiene una larga historia de lucha respecto a poseer un hospital propio.
Los intentos fueron varios, y muchas las veces que quedaron truncos. Todas, en realidad porque aunque ahora la obra está terminada en un 95%, ese cinco por ciento restante la tiene paralizada desde diciembre de 2015.

Las tierras en las que se emplaza el edificio son municipales. La construcción, se llevó a cabo con fondos del gobierno nacional, durante la gestión anterior, a través de PAMI. Y su funcionamiento, estaba previsto que sería sostenido en parte por el municipio (que trasladaría allí los servicios que hoy posee en un Centro de Atención primaria) y se sumaría el aporte de la Provincia de Buenos Aires para poder incorporar servicios con los que hoy no cuenta la comunidad de Ituzaingó.

Sin embargo, el cambio de signo político de diciembre de 2015 significó que ni el gobierno nacional de Mauricio Macri ni el de la provincia de Buenos Aires, de María Eugenia Vidal, continuaran la obra que quedó paralizada a sólo unos meses de la fecha prevista para su inauguración, e incluso con mucho de lo que debía ser el equipamiento comprado, que podía verse dentro del edificio y que ahora nadie sabe tampoco dónde está, ya que desde entonces tampoco se ha permitido el ingreso a personas ajenas a los encargados de la construcción.

Tras idas y vueltas de promesas incumplidas por parte de PAMI y del gobierno bonaerense, la Asociación de Centros de Jubilados de Ituzaingó (los damnificados directos de este parate) se manifestaron este miércoles en la puerta del edificio, acompañados por cientos de vecinos que gritaban "Macri, Vidal, queremos el hospital". En la marcha, también estuvo presente el Intendente local, Alberto Descalzo, quien pidió, entre otras cosas, que si el gobierno provincial no quiere hacerse cargo del nosocomio, se lo transfiera al municipio para que la administración local pueda ponerlo en marcha.

Cientos de vecinos hicieron oír su reclamo mientras marchaban alrededor del Hospital del Bicentenario, ubicado en Brandsen y Roca.

En ese marco, Marta Moya reclamó "queremos el hospital porque es necesario para muestra comunidad. Hoy no tenemos ni internación, ni alta complejidad. No tenemos nada".

En tanto, Descalzo destacó: "Estas tierras las pagamos nosotros, con plata de los vecinos de Ituzaingó a través de la Municipalidad. Y hoy estoy acá a pedido de los vecinos. Volveremos a ir a ver a la gobernadora y a las autoridades que sea para reiterar que la salud no tiene color político, que es un derecho de todos y tiene que haber una política de Estado".

El jefe comunal remarcó además: "He hablado varias veces con la Gobernación y con el PAMI. Ellos se comprometieron a abrirlo en diciembre, ahora nos dijeron que lo va a terminar la Provincia. Así que iremos a hablar con el ministro de salud y de obras públicas a ver qué idea tienen",

"Me dijeron varias veces que lo terminaba, pero hasta ahora los resultados están a la vista, hace dos años que esta obra está en un 95% avanzada y está parada", enfatizó Descalzo.

Por otra parte, el Intendente remarcó la necesidad de que "esto sea una política de Estado".
"Acá no se trata de un partido político u otro. Necesitamos un plan de salud para nuestros vecinos y por eso voy a insistir para que el hospital se abra", finalizó.




Regresar