Martes, 13 de Noviembre de 2018

Ducoté consiguió una cuestionable aprobación del Código de Ordenamiento Territorial de Pilar

La aprobación del Nuevo Código Urbano de Pilar (Código de Ordenamiento Territorial) le otorga marco legal a la instalación de las termoeléctricas y a industrias de grado 3 contra las que los vecinos tienen una lucha sostenida e incluso, el municipio de Escobar denunció judicialmente al de Pilar. Nicolás Ducoté, con las manos de propios y aliados, obtuvo la aprobación que apuró en una sesión extraordinaria.

24-02-2018


Jamás sesiona el Concejo Deliberante de Pilar a las 8 de la mañana. El jueves pasado sí. A esa hora se citó a los concejales para iniciar una sesión extraordinaria que buscaba la aprobación del Nuevo Código Urbano y que preveía, por el horario, evitar la manifestación de vecinos que protestaban en la puerta y que debieron quedar fuera del recinto porque desde temprano éste fue ocupado por decenas de empleados municipales enviados a apropiarse de las sillas e impedir que de ese modo estuvieran allí los que se oponían a la sanción de la Ordenanza.
Pero esa no fue la única orden que recibieron los empleados. También debían, por estar allí, abuchear a los concejales opositores que trataban de impedir que se aprobara el COT.
Aunque Nicolás Ducoté accedió al cargo de Intendente como representante del "cambio" y hablando de "la nueva política", sus métodos parecieran más bien copiados de lo peor de la vieja y su gestión no tiene nada que envidiarle a la de cualquier Barón del Conurbano.
Algunos dirían "aprende rápido", otros se inclinan por pensar que duda poder extender su mandato por otro período y necesita garantizar aprobaciones beneficiosas para los sectores que mejor representa: el de las empresas y los negocios.

Lo cierto es que la mañana del jueves no fue un buen día para muchos vecinos. Con 17 votos a favor, el Concejo Deliberante de Pilar aprobó el nuevo Código de Ordenamiento Territorial de Pilar que entre otras cosas le otorga un velo de legalidad a la instalación preexistente de empresas contaminantes y de las resistidas centrales termoeléctricas, además de habilitar espacios para un nuevo parque industrial. Del lado del oficialismo aducen precisamente que la radicación de industrias potenciaría mejorar las plazas laborales. Del lado de la oposición atacan la falta de estudios de impacto ambiental; el desconocimiento de los barrios que hace décadas ya existen y son residenciales y los intereses que no se explicitan pero saltan en la discusión sobre el beneficio para algunos "amigos" empresarios que aguardaban con ansias tanto la rezonificación como la instalación de las dos termoeléctricas, hoy en manos de empresas extranjeras.

En la sesión no faltó nada. Hubo discursos encendidos y también todo el muestrario de la liturgia de las pulseadas políticas: gritos, golpes, empujones, y hasta vidrios rotos.
La sesión estaba programada para las 8 horas, sin embargo alrededor de las 7 ya no podía ingresar nadie al recinto. "La capacidad está excedida" manifestaba el Subsecretario Administrativo del Concejo, Miguel Zakhem, parado en la puerta.
Lo peor ocurrió en el momento de que algunos legisladores retrasados quisieron acceder al recinto y no se los permitían, básicamente porque los "encargados de la seguridad" no eran personas habituales del HCD y no conocían a quienes debían dejar ingresar y a quienes no. De esa situación resultaron agredidos los concejales Flavio Álvarez e Inés Ricci, esta última sufrió una descompensación. También la pasó mal la Diputada Provincial Lucía Portos, quien al llegar al sector de las bancas estalló y mostró su descontento. "Es un escándalo. Es un negocio a espaldas de la gente. Nos cagaron a palos en la puerta", gritó.


Apenas unos días antes el Intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, había realizado una presentación judicial contra el gobierno municipal de Pilar por la instalación de las Termoeléctricas que están en el límite de ambos distritos y el impacto ambiental perjudica también a los vecinos de Escobar.
Con el cambio de zonificación el área de las termoeléctricas pasará a tener la máxima categoría industrial denominada "Industrial Exclusivo". Así APR Energy SRL y Araucaria Energy SA tendrán su sustento jurídico para responder a las medidas cautelares presentadas por los vecinos y le servirá a Ducoté para responder en la Corte Suprema la presentación realizada por Sujarchuk.

En su denuncia judicial, el Jefe comunal de Escobar acusó a Ducoté de tener "doble vara". Ambos forman parte del "Consorcio Región Norte 2" y en conjunto habían planificado obras en los lugares comunes que atañen a ambos distritos. Pero la instalación de las termoeléctricas en Villa Rosa (limítrofe con Matheu, del lado de Escobar), separó las aguas de ambas administraciones municipales y llevó el conflicto a la justicia, apoyando el que ya habían realizado anteriormente los vecinos.

"Esperamos que la Corte Suprema de Justicia de Buenos Aires que tiene que velar por la seguridad, la salud y la justicia de todos los vecinos del partido de Escobar en este conflicto de intereses, no digo entre vecinos porque hay vecinos de Pilar que piensan igual que nosotros", señaló Sujarchuk.

Para el Jefe comunal, "hay una doble vara que tiene la Municipalidad de Pilar para evaluar justamente los argumentos que utilizó para la instalación o recategorización del uso del suelo donde hoy están ubicadas las termoeléctricas, con respecto a otros mismos lugares donde eso no lo han permitido y aún, esto es una consideración personal no tanto jurídica, era mucho menos el riesgo y la gravedad de lo que estamos debatiendo aquí".

Escobar solicita: "Que se declare ilegal la ordenanza municipal 233/2017 y 234/2017 promulgadas mediante el decreto municipal 2891/2017 y 2890/2017 respectivamente, que otorga el permiso de uso de suelo a las empresas APR Energy SRL y a Araucaria Energy SA para radicar industrias de categoría 3".

Sin embargo, la normativa impulsada por el gobierno municipal de Pilar consiguió los votos necesarios en el Concejo Deliberante. Obtuvo no sólo los propios del bloque de Cambiemos, sino también los de aliados como el Frente Renovador y otros como José Molina (PJ); Daniel Liberé (Tratado del Pilar)); Nicolás Darget (Nuevo peronismo) y Adrián Maciel (Pilar Federal).

Sólo se opusieron: Federico Achával; Santiago Laurent y Lizzi Wagner (Frente Pilarense para la Victoria); Juan Pablo Roldán (UC); Silvio Rodríguez (Ptdo. De la Cultura y el Trabajo) y Nicolás Tabares (Pte. Derqui).



Regresar