Martes, 17 de Julio de 2018

"Manuel Alberti no se achica", reclaman los vecinos de Pilar

Los vecinos del barrio Manuel Alberti de Pilar realizaron este viernes una marcha que comenzó en la estación de ferrocarril y terminó en la escuela media 10 donde realizaron un abrazo simbólico alrededor del establecimiento.

10-02-2018


La protesta tiene su origen en la sanción de la Ordenanza 476/2017, que se trató entre gallos y mediasnoches en la última sesión del año pasado y contó con 21 votos a favor y sólo 3 en contra: los de los concejales Achával, Roldán y Pugliesse. Esa normativa modificó los límites entre Del Viso y Manuel Alberti, ambas localidades del municipio de Pilar y se suma a otra ordenanza que modifica también los límites de otras localidades, creando algunas y achicando otras.

 

La ordenanza que quedó ahora promulgada por el Ejecutivo municipal, establece nuevos límites para las localidades de Pilar que de por sí, arrastran una discusión histórica acerca de cómo se conformó el distrito en 1995 olvidando las raíces sociales, culturales y de población de las localidades preexistentes al municipio que fue creado como desprendimiento de la división del viejo “General Sarmiento”. En esa oportunidad, la localidad de Del Viso, con más de 100 años de historia, quedó desmembrada en la división que determinó los municipios de Pilar, Malvinas Argentinas y José C. Paz.

Manuel Alberti fue, desde sus comienzos, un lugar de referencia de Del Viso, por su cercanía y comunicación. Mucho más que con el centro de Pilar de quienes los separa una considerable distancia.

 

Como si con todo eso no fuera suficiente, la nueva ordenanza estipula ahora diferentes límites que modifican la pertenencia de los barrios achicando Pilar centro, agrandando De Viso, y recortando parte de Manuel Alberti. En ese marco, los vecinos decidieron llevar adelante una protesta que visibilice esta situación y ponga en palabras el temor de la mayoría: saber qué significará en la práctica este cambio que a priori, les resta servicios, los deja fuera de la zona que por domicilio corresponde al colegio donde la mayoría de ellos envían a sus hijos, y abre además la puerta a una modificación del Código de Urbanización que permita, creen, grandes emprendimientos inmobiliarios en detrimento de quienes viven allí desde hace décadas.

 

Los temores de los vecinos respecto de las modificaciones urbanísticas no son infundados.

Hace algunos meses la gestión de Nicolás Ducoté (Intendente de Cambiemos) no logró imponer su deseo de modificación del Código Urbano que proponía una rezonificación y con ella, llegaba la posibilidad de mega emprendimientos inmobiliarios. El más famoso de ellos, era el que proponía el “empresario” Mateo Corvo Dolcet.

 

Entre otras grandes estructuras que promocionaban la llegada de “Nuevo Pilar” y la describía como “una ciudad al estilo Puerto Madero”, los proyectos presentados imaginaban una nueva estación del ferrocarril Belgrano Norte con parada en Panamericana, a la que se anexaría un área importante para estacionamiento de vehículos y un Centro comercial de gran magnitud.

Sin embargo, los 15 minutos de fama de Corvo Dolcet no llegaron por sus mega proyectos sino por haber sido detenido en el marco de una investigación de la DEA que lo señala a él como integrante de una red de narcotráfico en la que el “empresario” está acusado de lavar dinero para diferentes Cárteles colombianos.

Si bien Ducoté intentó despegarse de esa situación aduciendo que Corvo Dolcet había presentado sus proyectos en los  años anteriores a su gestión, el intento de modificación de Código Urbano que beneficiaba al empresario ligado al narcotráfico fue impulsado por la gestión macrista.

 

El temor de los vecinos es, entre otras cosas, que los cambios de límites de los barrios escondan en realidad una trampa para que puedan desarrollarse allí emprendimientos que bajo la vieja nomenclatura de circunscripciones les estuviera vedado hacer. Y lo que reafirma esta idea es que entre los “apoyos” recibidos por escrito y adjuntados a los fundamentos de la ordenanza que modificó los límites, había una carta enviada por el propio Mateo Corvo Dolcet, plasmando su conformidad con la medida que estaba por ser aprobada.

 

“Otra critica que la hacemos a la ordenanza 476/2017 es que tiene partes discriminatorias hacia los vecinos de Manuel Alberti”, relatan los vecinos y argumentan que “para justificar esa ordenanza los concejales que la apoyaron dicen que los barrios que se desprenden de Manuel Alberti, en general de mayor capacidad contributiva, al ser barrios cerrados como Hayland Park, Aires del Pilar y otros similares, quienes viven ahí sentían reticencia de depender de las oficinas municipales de Manuel Alberti, ya que esta situación los obligaba a interactuar fuera de su entorno social habitual”.

 

En ese sentido, señalan que “esas frases, afirmadas desde el mismo seno del Concejo Deliberante es un acto totalmente discriminatorio hacia los vecinos de Manuel Alberti”.

Por ese motivo, los vecinos que encabezan la protesta tomaron incluso contacto con el Defensor del Pueblo quien les sugirio hacer una denuncia dado que entiende que esas frases, que se encuentran plasmadas en los fundamentos de la ordenanza, resultan absolutamente discriminatorios.

 

“Parece que la idea del actual gobierno es crear localidades para ricos y localidades para pobres”, resumen los vecinos.

 

Por todo esto, el viernes por la tarde una multitud de vecinos de Manuel Alberti marcharon por las calles céntricas, haciendo algunas paradas en la delegación municipal, la Comisaría y la plaza, para terminar en la escuela media 10 a la que abrazaron como símbolo de pertenencia y donde plantearon su preocupación por el derecho de los chicos del barrio de asistir a ese establecimiento.

 

“Estamos aquí para darle un abrazo simbólico a nuestra querida Escuela Media 10 ya nuestro Jardin 933…”, comenzaron diciendo los vecinos en el pequeño acto que celebraron frente al establecimiento donde dieron lectura a un documento en el que destaca que se trata de la primera y única escuela pública secundaria y que llevó años de esfuerzo lograr que allí se radicara también un jardín de infantes.

 

En la actualidad, Manuel Alberti cuenta con algunas escuelas primarias, pocos establecimientos de educación inicial y una única escuela secundaria: la media número 10.

 

“Siempre aclaramos que no queremos, nunca quisimos, un enfrentamiento con nuestros vecinos de Del Viso, pues ambas localidades, junto con el resto de las localidades del distrito formamos nuestro querido Partido Del Pilar. Pero es el poder político quien debe mediar “responsablemente” y resolver con fundamento y objetividad los conflictos. Si crecemos, crezcamos junto, crezcamos todos”, sostiene el documento.

 

En otro párrafo explica: “Una vez más, henos sido víctimas de un atropello perpetrado desde el mismo seno del Honorable Concejo Deliberante del Pilar. Así, en sesión extraordinaria del 7 de  diciembre de 2017 y a espaldas de la comunidad, los concejales, por mayoría, aprobaron la ordenanza 476/2017 y nos sacaron casi el 70% de nuestro territorio, haciendo caso omiso a la Ley provincial 11.551/94, entregando infundadamente a la localidad vecina nuestro jardín y nuestra única escuela pública secundaria…”.

Sobre el final, el documento reclama el derecho de los vecinos de Manuel Alberti a los servicios de salud, educación, y oficinas públicas para trámites de Ansés, PAMI o inclusive, un Banco Oficial o un Correo.

 

“Manuel Alberti tiene derecho a participar de las políticas públicas como cualquier otra localidad; Manuel Alberti no sólo existe cuando vienen en campaña a buscar nuestros votos”, sintetizan.




Regresar